martes, agosto 02, 2016

VENGANZA PREVENTIVA


Gregorio Santos debe esperar por su sentencia en su casa.
(Augusto Álvarez Rodrich)
Es injusto que, más de dos años después sin que los fiscales hayan podido presentar las pruebas para acusarlo, un juez decidiera que el ex presidente de Cajamarca Gregorio Santos siga en prisión preventiva hasta febrero de 2017, cuando se cumpla el máximo de tres años.
A Santos le dictaron una prisión preventiva inicial de 14 meses por la acusación de asociación ilícita y colusión por, supuestamente, beneficiar a un amigo suyo en más de diez licitaciones organizadas por el gobierno regional de Cajamarca.
Cuando se venció ese plazo, la justicia extendió la prisión preventiva por once meses más, y ahora la justicia ha ampliado esta condición por siete meses adicionales.
El problema para Santos –y para la penosa situación de la justicia nacional– es que, en todo este tiempo, en vez de presentar las evidencias para acusarlo, los fiscales solo piden más tiempo para investigarlo.
La pregunta que cae por su peso entonces es, si en más de dos años, los fiscales no han podido reunir las pruebas, qué garantiza que lo podrán hacer en el plazo en el que Santos deberá permanecer en prisión, con la posibilidad –y, sin duda, el riesgo– de que, al final, no se pueda reunir la evidencia para acusarlo y condenarlo.
Gregorio Santos podría ser finalmente condenado o absuelto, pero aquí lo que se cuestiona es la necesidad de que él espere su sentencia estando en la cárcel, una situación que es injusta si se tiene en cuenta tanto el sentido común como el ordenamiento legal.
Con respecto a esto último, en el caso de Gregorio Santos no se cumplen, según el IDL, los tres requisitos básicos para que esté en situación de prisión preventiva, por lo que se le podía haber dictado una comparecencia restringida, lo que quiere decir libertad condicionada al cumplimiento de normas de conducta que aseguren su presencia durante todo el proceso sin peligro de fuga.
No hay duda de que la continuidad de la prisión de Santos resulta injusta, pero es imposible no ser suspicaz como para poder sospechar que la situación que enfrenta sea consecuencia de su posición contra la inversión minera en el país y, particularmente, contra el proyecto de Conga en Cajamarca.
Hay muchas decisiones judiciales en el país que parecen orientadas por la venganza política, y esta que perjudica a Santos parece una de ellas.
Por ello, él debe esperar su sentencia –cualquiera que sea– con comparecencia restringida y no con prisión preventiva. Lo contrario parece el uso subalterno de la justicia




PROÉTICA CONSIDERA 'INACEPTABLE' QUE SE AMPLÍE PRISIÓN PREVENTIVA CONTRA GREGORIO SANTOS
#‎GoyoLibertad
#‎GoyoLibertad

El director ejecutivo de Proética, Walter Albán, añadió que este hecho habla muy mal del funcionamiento del Ministerio Público y del Poder Judicial.
El Director Ejecutivo de Proética, Walter Albán, consideró inaceptable que se prolongue por siete meses más la detención provisional del ex candidato presidencial por Democracia Directa y electo gobernador regional de Cajamarca, Gregorio Santos.
"Ya era preocupante que este asunto se haya prolongado durante tanto tiempo con las consecuencias políticas que todos conocemos, pero, que 25 meses después de que esta persona se encuentra detenida, se tome la decisión de ampliar por siete meses adicionales la privación de su libertad antes de resolver, resulta inaceptable", indicó Albán en la última edición de la Voz de Proética.
El ex ministro del Interior añadió que este hecho habla muy mal del funcionamiento del Ministerio Público y del Poder Judicial, ya que pone en evidencia una de las más serias deficiencias de nuestro sistema judicial.
"No podemos aceptar que los procesos, en cualquier materia, pero sobre todo en lo que toca a la corrupción, sean dilatados durante tanto tiempo sin que se resuelva, en plazos razonables, si hubo o no responsabilidad de la persona imputada", agregó.
Por último, Albán afirmó que se debe priorizar como cuestión de fondo el buen funcionamiento de nuestras instituciones.
"Proética se suma así a los pronunciamientos que ya se han producido sobre esta situación y rechaza que se opte por dilatar, una vez más, este asunto. Bajo las actuales circunstancias, una nueva ampliación del plazo de detención provisional, carece de sustento legal y tiene más bien visos de abuso y arbitrariedad", finalizó.
  

PRISIÓN DE SANTOS ES UN ABUSO
Diario UNO - 17 de julio de 2016
Así lo manifestó el IDL, que considera que no hay razones legales para que siga en prisión.
La investigadora del área de Justicia Previa al Juicio del Instituto de Defensa Legal (IDL), Fabiola Franceza, afirmó que los argumentos para mantener en prisión preventiva al gobernador electo de Cajamarca son “jalados de los cabellos”, y coincidió con un comunicado de IDL que califica como un abuso que se haya ampliado el encierro de Santos.
La especialista sostuvo que la prisión preventiva es una medida excepcional y el artículo 268 del Código Procesal Penal establece debe haber fundados y graves elementos de convicción que vinculen al imputado con el delito; que la pena probable a imponerse sea superior a los 4 años de cárcel y que exista peligro procesal, ya sea de fuga o de obstaculización de pruebas.
SIN FUNDAMENTO
La abogada manifiesta que cualquier otro argumento que no se ajuste a esos requisitos no puede servir como motivo para dictar la prisión preventiva. Explicó que “el requisito más problemático es que se acredite un peligro de fuga o que vaya alterar las pruebas, y en este punto consideramos que ninguno de estos peligros se han acreditado de manera suficiente por parte de la Fiscalía como para señalar que hay un riesgo procesal”.
Dijo que los argumentos del Ministerio Público para tener en prisión a Gregorio Santos son jalados de los cabellos. “Ha señalado que todavía están pendientes diligencias y que, en ese sentido, él debe seguir en la cárcel. Bajo esa lógica todos los procesados deberían estar presos”, comentó.
Sostuvo que no estamos hablando de la inocencia o culpabilidad de Santos pues eso se verá en un momento posterior. “Aquí se está decidiendo si Gregorio Santos debe enfrentar el proceso desde la cárcel o en libertad, las ampliaciones son algo excesivo”, señaló.
CORTE SUPREMA LO AMPARA
Franceza dijo que el caso de Gregorio Santos preocupa a IDL por tratarse de un político polémico y enfrentado al gobierno central por apoyar la protesta contra el proyecto minero Conga de Yanacocha.
Manifestó que al no cumplirse los tres requisitos de la prisión preventiva, a Santos se le debió procesar en libertad “bajo estrictas reglas de conducta que aseguren su presencia durante el proceso, lo que sería suficiente para evitar un eventual peligro de fuga” y añade que ya que existe una decisión de la Corte Suprema favorable a la libertad de Santos, un dictamen que rechaza el pedido de extender su encierro.
El análisis de la experta fue precedido por un comunicado el Instituto de Defensa Legal (IDL) que señaló que la prórroga de la prisión preventiva de Santos es un abuso y un exceso, pues no hay razones suficientes para justificar su permanencia en la cárcel.
PROTESTA
Ante la prisión de Gregorio Santos, el partido político Democracia Directa confirmó que realizará una movilización a nivel nacional el 23 de julio (a las 9:00 horas) para exigir su liberación. A este acto se han sumado diversas organizaciones, entre ellas el Movimiento de Afirmación Social.
El periodista Augusto Álvarez Rodrich se sumó a los pronunciamientos por la libertad de Santos. “Es injusto que, más de dos años después sin que los fiscales hayan podido presentar las pruebas para acusarlo, un juez decidiera que el ex presidente de Cajamarca Gregorio Santos siga en prisión preventiva hasta febrero de 2017”, señaló.
ADEMÁS
El último miércoles, el Poder Judicial amplió por 7 meses la prisión preventiva para Gregorio Santos Guerrero, quien lleva 25 meses en prisión, desde el 24 de junio del 2014, cuando por primera vez se ordenó su prisión preventiva por 14 meses.


VENGANZA PREVENTIVA


Gregorio Santos debe esperar por su sentencia en su casa.
(Augusto Álvarez Rodrich)
Es injusto que, más de dos años después sin que los fiscales hayan podido presentar las pruebas para acusarlo, un juez decidiera que el ex presidente de Cajamarca Gregorio Santos siga en prisión preventiva hasta febrero de 2017, cuando se cumpla el máximo de tres años.
A Santos le dictaron una prisión preventiva inicial de 14 meses por la acusación de asociación ilícita y colusión por, supuestamente, beneficiar a un amigo suyo en más de diez licitaciones organizadas por el gobierno regional de Cajamarca.
Cuando se venció ese plazo, la justicia extendió la prisión preventiva por once meses más, y ahora la justicia ha ampliado esta condición por siete meses adicionales.
El problema para Santos –y para la penosa situación de la justicia nacional– es que, en todo este tiempo, en vez de presentar las evidencias para acusarlo, los fiscales solo piden más tiempo para investigarlo.
La pregunta que cae por su peso entonces es, si en más de dos años, los fiscales no han podido reunir las pruebas, qué garantiza que lo podrán hacer en el plazo en el que Santos deberá permanecer en prisión, con la posibilidad –y, sin duda, el riesgo– de que, al final, no se pueda reunir la evidencia para acusarlo y condenarlo.
Gregorio Santos podría ser finalmente condenado o absuelto, pero aquí lo que se cuestiona es la necesidad de que él espere su sentencia estando en la cárcel, una situación que es injusta si se tiene en cuenta tanto el sentido común como el ordenamiento legal.
Con respecto a esto último, en el caso de Gregorio Santos no se cumplen, según el IDL, los tres requisitos básicos para que esté en situación de prisión preventiva, por lo que se le podía haber dictado una comparecencia restringida, lo que quiere decir libertad condicionada al cumplimiento de normas de conducta que aseguren su presencia durante todo el proceso sin peligro de fuga.
No hay duda de que la continuidad de la prisión de Santos resulta injusta, pero es imposible no ser suspicaz como para poder sospechar que la situación que enfrenta sea consecuencia de su posición contra la inversión minera en el país y, particularmente, contra el proyecto de Conga en Cajamarca.
Hay muchas decisiones judiciales en el país que parecen orientadas por la venganza política, y esta que perjudica a Santos parece una de ellas.
Por ello, él debe esperar su sentencia –cualquiera que sea– con comparecencia restringida y no con prisión preventiva. Lo contrario parece el uso subalterno de la justicia




PROÉTICA CONSIDERA 'INACEPTABLE' QUE SE AMPLÍE PRISIÓN PREVENTIVA CONTRA GREGORIO SANTOS
#‎GoyoLibertad
#‎GoyoLibertad

El director ejecutivo de Proética, Walter Albán, añadió que este hecho habla muy mal del funcionamiento del Ministerio Público y del Poder Judicial.
El Director Ejecutivo de Proética, Walter Albán, consideró inaceptable que se prolongue por siete meses más la detención provisional del ex candidato presidencial por Democracia Directa y electo gobernador regional de Cajamarca, Gregorio Santos.
"Ya era preocupante que este asunto se haya prolongado durante tanto tiempo con las consecuencias políticas que todos conocemos, pero, que 25 meses después de que esta persona se encuentra detenida, se tome la decisión de ampliar por siete meses adicionales la privación de su libertad antes de resolver, resulta inaceptable", indicó Albán en la última edición de la Voz de Proética.
El ex ministro del Interior añadió que este hecho habla muy mal del funcionamiento del Ministerio Público y del Poder Judicial, ya que pone en evidencia una de las más serias deficiencias de nuestro sistema judicial.
"No podemos aceptar que los procesos, en cualquier materia, pero sobre todo en lo que toca a la corrupción, sean dilatados durante tanto tiempo sin que se resuelva, en plazos razonables, si hubo o no responsabilidad de la persona imputada", agregó.
Por último, Albán afirmó que se debe priorizar como cuestión de fondo el buen funcionamiento de nuestras instituciones.
"Proética se suma así a los pronunciamientos que ya se han producido sobre esta situación y rechaza que se opte por dilatar, una vez más, este asunto. Bajo las actuales circunstancias, una nueva ampliación del plazo de detención provisional, carece de sustento legal y tiene más bien visos de abuso y arbitrariedad", finalizó.
  

PRISIÓN DE SANTOS ES UN ABUSO
Diario UNO - 17 de julio de 2016
Así lo manifestó el IDL, que considera que no hay razones legales para que siga en prisión.
La investigadora del área de Justicia Previa al Juicio del Instituto de Defensa Legal (IDL), Fabiola Franceza, afirmó que los argumentos para mantener en prisión preventiva al gobernador electo de Cajamarca son “jalados de los cabellos”, y coincidió con un comunicado de IDL que califica como un abuso que se haya ampliado el encierro de Santos.
La especialista sostuvo que la prisión preventiva es una medida excepcional y el artículo 268 del Código Procesal Penal establece debe haber fundados y graves elementos de convicción que vinculen al imputado con el delito; que la pena probable a imponerse sea superior a los 4 años de cárcel y que exista peligro procesal, ya sea de fuga o de obstaculización de pruebas.
SIN FUNDAMENTO
La abogada manifiesta que cualquier otro argumento que no se ajuste a esos requisitos no puede servir como motivo para dictar la prisión preventiva. Explicó que “el requisito más problemático es que se acredite un peligro de fuga o que vaya alterar las pruebas, y en este punto consideramos que ninguno de estos peligros se han acreditado de manera suficiente por parte de la Fiscalía como para señalar que hay un riesgo procesal”.
Dijo que los argumentos del Ministerio Público para tener en prisión a Gregorio Santos son jalados de los cabellos. “Ha señalado que todavía están pendientes diligencias y que, en ese sentido, él debe seguir en la cárcel. Bajo esa lógica todos los procesados deberían estar presos”, comentó.
Sostuvo que no estamos hablando de la inocencia o culpabilidad de Santos pues eso se verá en un momento posterior. “Aquí se está decidiendo si Gregorio Santos debe enfrentar el proceso desde la cárcel o en libertad, las ampliaciones son algo excesivo”, señaló.
CORTE SUPREMA LO AMPARA
Franceza dijo que el caso de Gregorio Santos preocupa a IDL por tratarse de un político polémico y enfrentado al gobierno central por apoyar la protesta contra el proyecto minero Conga de Yanacocha.
Manifestó que al no cumplirse los tres requisitos de la prisión preventiva, a Santos se le debió procesar en libertad “bajo estrictas reglas de conducta que aseguren su presencia durante el proceso, lo que sería suficiente para evitar un eventual peligro de fuga” y añade que ya que existe una decisión de la Corte Suprema favorable a la libertad de Santos, un dictamen que rechaza el pedido de extender su encierro.
El análisis de la experta fue precedido por un comunicado el Instituto de Defensa Legal (IDL) que señaló que la prórroga de la prisión preventiva de Santos es un abuso y un exceso, pues no hay razones suficientes para justificar su permanencia en la cárcel.
PROTESTA
Ante la prisión de Gregorio Santos, el partido político Democracia Directa confirmó que realizará una movilización a nivel nacional el 23 de julio (a las 9:00 horas) para exigir su liberación. A este acto se han sumado diversas organizaciones, entre ellas el Movimiento de Afirmación Social.
El periodista Augusto Álvarez Rodrich se sumó a los pronunciamientos por la libertad de Santos. “Es injusto que, más de dos años después sin que los fiscales hayan podido presentar las pruebas para acusarlo, un juez decidiera que el ex presidente de Cajamarca Gregorio Santos siga en prisión preventiva hasta febrero de 2017”, señaló.
ADEMÁS
El último miércoles, el Poder Judicial amplió por 7 meses la prisión preventiva para Gregorio Santos Guerrero, quien lleva 25 meses en prisión, desde el 24 de junio del 2014, cuando por primera vez se ordenó su prisión preventiva por 14 meses.


jueves, julio 21, 2016

VENGANZA PREVENTIVA

Gregorio Santos debe esperar por su sentencia en su casa
(Augusto Álvarez Rodrich)

Es injusto que, más de dos años después sin que los fiscales hayan podido presentar las pruebas para acusarlo, un juez decidiera que el ex presidente de Cajamarca Gregorio Santos siga en prisión preventiva hasta febrero de 2017, cuando se cumpla el máximo de tres años.
A Santos le dictaron una prisión preventiva inicial de 14 meses por la acusación de asociación ilícita y colusión por, supuestamente, beneficiar a un amigo suyo en más de diez licitaciones organizadas por el gobierno regional de Cajamarca.
Cuando se venció ese plazo, la justicia extendió la prisión preventiva por once meses más, y ahora la justicia ha ampliado esta condición por siete meses adicionales.
El problema para Santos –y para la penosa situación de la justicia nacional– es que, en todo este tiempo, en vez de presentar las evidencias para acusarlo, los fiscales solo piden más tiempo para investigarlo.
La pregunta que cae por su peso entonces es, si en más de dos años, los fiscales no han podido reunir las pruebas, qué garantiza que lo podrán hacer en el plazo en el que Santos deberá permanecer en prisión, con la posibilidad –y, sin duda, el riesgo– de que, al final, no se pueda reunir la evidencia para acusarlo y condenarlo.
Gregorio Santos podría ser finalmente condenado o absuelto, pero aquí lo que se cuestiona es la necesidad de que él espere su sentencia estando en la cárcel, una situación que es injusta si se tiene en cuenta tanto el sentido común como el ordenamiento legal.
Con respecto a esto último, en el caso de Gregorio Santos no se cumplen, según el IDL, los tres requisitos básicos para que esté en situación de prisión preventiva, por lo que se le podía haber dictado una comparecencia restringida, lo que quiere decir libertad condicionada al cumplimiento de normas de conducta que aseguren su presencia durante todo el proceso sin peligro de fuga.
No hay duda de que la continuidad de la prisión de Santos resulta injusta, pero es imposible no ser suspicaz como para poder sospechar que la situación que enfrenta sea consecuencia de su posición contra la inversión minera en el país y, particularmente, contra el proyecto de Conga en Cajamarca.
Hay muchas decisiones judiciales en el país que parecen orientadas por la venganza política, y esta que perjudica a Santos parece una de ellas.

Por ello, él debe esperar su sentencia –cualquiera que sea– con comparecencia restringida y no con prisión preventiva. Lo contrario parece el uso subalterno de la justicia.

martes, julio 05, 2016

Carta de Goyo para Cajamarca, desde Piedras Gordas

A PESAR DE SU INJUSTA CARCELERÍA GREGORIO SANTOS SIGUE COMUNICÁNDOSE CON SU PUEBLO


Compartimos con ustedes la carta de saludo que Gregorio Santos hace al digno pueblo de Puno, que lo respaldó firmemente para que sea presidente de la República.
Piedras Gordas, 05 de julio 2016
Estimados camaradas:
Abrazos revolucionarios para ustedes de la región Puno y reiterar mis reconocimientos por una buen tarea realizada durante las elecciones generales en donde ocupamos en los primeros lugares en dicha región.
A pesar de la intención de ampliar por 7 meses más mi detención preventiva y arbitraria por pedido del fiscal Walter Delgado Tobar por directivos de las transnacionales Yanacocha y Newmot. En contubernio del traidor Ollanta Humala, expreso mi lealtad y cariño a ustedes de la región de Puno, al mismo tiempo ratifico mi convicción de lucha por el socialismo esta conjuntiva difícil pasara y junto al pueblo construiremos una patria democrática, soberana y con justicia social sustentado en una nueva constitución política del estado.
Nuestra tarea de hoy es fortalecer MAS DEMOCRACIA DIRECTA para abrir un camino diferente al continuismo neoliberal por eso es necesario construir los comités en provincias y distritos para garantizar la realización del congreso regional que se realizara el 9 de julio en la ciudad de Juliaca y al mismo tiempo garantizar el congreso nacional fijada para el 27 de agosto del año en curso.
Gregorio Santos Guerrero

miércoles, junio 01, 2016

Documental "Su nombre es Fujimori"

Publican "Su nombre es Fujimori", documental que recuerda a los peruanos el peligro del fujimorismo

El cineasta Fernando Vílchez puso a disposición del público el filme que recuerda "que Keiko Fujimori no estuvo al margen de la dictadura sino participó en ella".

Su nombre es Fujimori (2016) from fernando vílchez rodríguez on Vimeo.

sábado, abril 16, 2016

Todos los Santos 'Goyo'


( Carlos Meléndez – Comercio)
“Es complicado que Santos alcance a representar a una mayoría en el país, pero ha ganado peso político estratégico”
16 de abril del 2016.- “Todos los (Gregorio) Santos” es el título del capítulo que escribe Luis Meléndez en “Anticandidatos” (Planeta, 2016) sobre la trayectoria política del candidato presidencial sorpresa de estas elecciones. El autor narra el enraizamiento social del líder cajamarquino –desde las rondas campesinas y el magisterio– y su sintonía con un movimiento social antiminero que –aunque los prejuicios limeños no lo crean– lo desbordó. “Santos, más que movilizar, era una autoridad movilizada”, concluye la investigación.
En las últimas semanas de campaña, Santos mostró que existía espacio para un discurso antisistema y rural, más radical y directo –en sus formas– que el articulado del Frente Amplio. Para quienes sostienen que el debate presidencial carece de relevancia, Santos lo aprovechó más que sus adversarios. Pudo dirigirse por primera vez de manera masiva al electorado y acuñó los términos de la decisión electoral: continuidad versus cambio del modelo económico. Con una “caduca” (sic) constitución política en la mano, obligó a los alineamientos políticos de última hora. Mendoza rehusó la moderación y se plegó al llamado por el cambio constitucional y Fujimori endosó con orgullo la defensa de la herencia paterna. (Y sus costos, recuerden que no hay Constitución del 93 sin 5 de abril del 92).
En política –a diferencia del fútbol–, los ganadores morales sí suman puntos. Aunque Democracia Directa no pasó la valla (por décimas porcentuales), Santos puso en el mapa la radicalización de Cajamarca (y otras regiones). Se impuso al fortalecido fujimorismo en la pugna por el bastión “minero” y melló gravemente la posibilidad de Mendoza de pasar a la segunda vuelta. La candidata del Frente Amplio obtuvo su votación más baja en Cajamarca (10,1%) y perdió respaldo radical clave en Puno (donde Santos alcanzó el 20%). Se evidenció la heterogeneidad de la izquierda peruana y la factibilidad de proyectos de origen regional que amenazan –desde las urnas– al ‘establishment’ limeño.
Preocupa, sin embargo, la orfandad política en la que queda Cajamarca. Esta región votó mayoritariamente –para presidente y Congreso– por políticos que no fueron elegidos debido a las reglas electorales. La disonancia entre las demandas y la representación política se agrava en la región cuando la cifra repartidora dicta una mayoría congresal fujimorista (4 parlamentarios de FP, 1 del FA y 1 de APP) que no corresponde con el clamor cajamarquino.
Conflictividad sin representación es la peor combinación para la gobernabilidad. Así, Cajamarca se erige como el nuevo “sur radical”, con un peso electoral ligeramente mayor al de regiones importantes como Cusco y con un líder –aunque encarcelado– legitimado por su crecimiento electoral a pesar de la adversidad.
¿Puede Santos dirigirse al resto del país sin perder su sello e identidad? Es complicado que Santos alcance a representar a una mayoría en el país, pero el peso que ha ganado políticamente es estratégico. Puede convertirse en quien incline la balanza a favor de politizar la desigualdad, sobre todo si se consolida el Frente Amplio y si se mantiene la estructura excluyente –tanto social como políticamente– del “piloto automático”.

miércoles, marzo 30, 2016

GOYO IMPARABLE EN PROVINCIAS


Gregorio Santos: El candidato encarcelado.
Las elecciones de este año son singulares: han tenido postulantes retirados a mitad de campaña, autoridades electorales cuestionadas por sus fallos y hasta un aspirante al sillón presidencial en prisión: Gregorio Santos. Él habla aquí desde el penal de Piedras Gordas
Raúl Mendoza
Gregorio Santos está detenido en la sección de Prevención del penal de Piedras Gordas I, no muy lejos de la puerta de ingreso, pero para llegar a él hay que atravesar por lo menos cinco gruesas puertas de metal, identificarse en cada una de ellas, pasar por un scanner corporal y avanzar por varios pasillos antes de llegar al ambiente donde conversaremos. A él lo traen de su lugar de detención y nos encontramos en una sala de paredes blancas, con una mesa y dos sillas al centro.
El exgobernador regional y hoy candidato presidencial por Democracia Directa luce buen semblante a pesar de los cerca de 18 meses en prisión. Está aquí acusado por delitos de corrupción cometidos durante su mandato regional. Él dice que se trata de razones políticas. Lleva puesto un polo rojo, un jean y sandalias de cuero. Hace tiempo que pide que la detención dictada contra él se termine y que lo dejen hacer su campaña en libertad.
Dice con molestia que no lo están dejando participar en la contienda electoral en igualdad de condiciones.
-El Poder Judicial dice que no debo salir libre porque si salgo voy a descalificar la investigación, voy a interferir con los medios probatorios y, además, que me puedo fugar. Antes decían que me iba a escapar porque tengo dinero y ahora dicen que puedo hacerlo porque tengo muchos seguidores-, agrega con cierto aire de frustración.
Usted está encarcelado pero ha tenido la posibilidad de grabar mensajes en video, de participar en un debate con otros candidatos, hasta le permiten dar entrevistas.
Eso pasa porque he hecho valer mi derecho a la participación política que es inalienable. Me dan ciertas aristas para participar, pero maniatadas. Cuando los medios hablan de los candidatos, me cuentan como si yo estuviera en igualdad de condiciones. Y yo estoy encerrado.
Su candidatura se acerca al 2% y él afirma que es la verdadera opción de izquierda. Su partido Democracia Directa realiza campaña sin su presencia y al tiempo que corean "Santos presidente" también abogan por su libertad.
La candidata Verónika Mendoza del Frente Amplio, de la izquierda, tiene más de 10% de apoyo en las encuestas.
Bueno, sería una vergüenza que no puedan hacer campaña estando libres.
¿No renunciaría usted, que no llega al 2%, para que solo haya una candidatura de izquierda?
La pregunta es, ¿cuál izquierda? Que me propongas renunciar es un insulto a un ciudadano.
No le propongo nada, solo le estoy preguntando.
-Es un insulto. Yo salgo de una corriente política que surgió en Cajamarca y que se ha unido en Democracia Directa con el movimiento de los trabajadores públicos, un sector social importante. Esperemos que todos los candidatos hagan sus propuestas. Yo no le pediría a ninguno que renuncie.
Acusación judicial
'Goyo' Santos está preso en el penal de Piedras Gordas 1 desde junio de 2014 bajo cargos de cohecho pasivo, asociación ilícita y colusión en agravio del Estado. Ocupa -nos contó- un ambiente de unos ocho metros cuadrados y comparte el área de Prevención con César Alvarez, exgobernador regional de Ancash; Luis Arroyo, ex alcalde del Santa; el coronel PNP (r) Benedicto Jiménez y tres personas más.
La Fiscalía Anticorrupción que acusa a Santos dice que tiene testimonios, audios, vouchers y otros documentos que prueban los cargos. Ha pedido una pena de 24 años de prisión y cinco años de inhabilitación política para él. Para Santos, eso es parte de un proceso investigatorio, una parte inicial, que todavía tiene que pasar por el Poder Judicial para ver si se aceptan o no sus pruebas.
-Yo ni siquiera tengo la acusación. Primero se enteran los medios. Mis abogados ni siquiera tienen los documentos de lo que acusa el fiscal.
Vayamos a una de las acusaciones por las que está aquí: lo acusan de haber favorecido a un empresario, Wilson Vallejos, y a otros más en las licitaciones del gobierno regional.
Cuando hay licitaciones, el presidente regional, igual que un ministro, no tiene acceso al comité de licitaciones porque quien lo elige es el jefe de la unidad ejecutora, en este caso Proregión. En el momento de las licitaciones en Cajamarca, yo estaba en pleno conflicto de Conga, junio de 2011.
¿El empresario Vallejos no ganó varias licitaciones?
Hay que ver los expedientes técnicos. ¿Cómo voy a saber quién ganó? Ganan consorcios formados por diez empresas. Yo no voy a saber si Vallejos ganó aquí o no. O si estaba vinculado con ellas.
La acusación dice que hablaba con Vallejos por teléfono
Eso lo van a tener que probar. No puedo adelantar opinión. El fiscal no puede llevar información del proceso a un set de televisión.

¿Hablaba por teléfono con Vallejos?
Eso lo tienen que determinar. Yo no he tenido comunicaciones.
¿Y los vouchers por pagos que la fiscalía señala a nombre suyo, de sus familiares?
Tendrán su debida sustentación, cuáles fueron las circunstancias. En el proceso judicial se verá.
La fiscalía dice que va a embargar bienes suyos: una camioneta de 42 mil dólares, siete terrenos en Chepén, un terreno en Baños del Inca, un departamento duplex, un estacionamiento en Chiclayo. 
¿Todo eso es de su propiedad?

No. La camioneta tiene su dueño. El duplex tiene una explicación, se explicará en su momento. Los terrenos tienen su dueño, son terrenos eriazos de mil, dos mil metros. Una casa que han embargado, de 20 mil soles, esa sí la he comprado. Yo tengo una chacra, una casa que tiene mi familia y nada más. Lo que he ganado corresponde a lo que tengo.
Candidato santos
Gregorio Santos se queja de que está en un ambiente aislado del penal. Su familia sólo puede visitarlo dos veces a la semana -martes y viernes- durante cuatro horas. Solo lo pueden visitar parientes: su esposa, sus hijos, sus hermanos. Vienen desde Cajamarca. Él tiene una radio y puede ver televisión algunas horas al día en un ambiente compartido. "Puedo seguir las noticias con limitaciones", dice. Lee libros de política y literatura.
El hecho de que Keiko Fujimori tenga el 30% de respaldo lo subleva. "Es culpa de nosotros, de los partidos, de la sociedad que eso pase. Hay que asumir la responsabilidad, mucho más quienes nos consideramos revolucionarios de izquierda de no haber sido capaces de construir una alternativa ideológica-políticacontra los que ahora defienden el programa neoliberal", dice.
Para él, Keiko o Pedro Pablo Kuczynski o Barnechea o Alan García son más de lo mismo y si dos de ellos pasan a segunda vuelta será una confrontación derecha-derecha. "La derecha está llevando a la confrontación fujimorismo -antifujimorismo, pero el tema de fondo es la confrontación neoliberalismo salvaje versus un cambio constitucional y un proyecto de país a largo plazo. Nosotros podemos representar esa alternativa", dice.

'Goyo' se molesta un poco cuando la entrevista llega a su fin. Quiere hablar más de la campaña, de política. En efecto, tiene pocos espacios de expresión. Cuando le pregunto sobre todo este tiempo en la cárcel, dice que es dura, que si a uno lo desarraigan duele. Pero también dice que siempre tendrá fe y convicciones firmes, hasta el día en que deje de respirar.