martes, diciembre 30, 2014

SOLIDARIDAD RONDERA CON GREGORIO SANTOS GUERRERO

PRONUNCIAMIENTO
Las y los firmantes, dirigentes de rondas campesinas, comunidades campesinas y nativas de Cajamarca, reunidos con ocasión de la asamblea regional de pueblos originarios llevada a cabo en Chota los días 27 y 28 de diciembre del 2014; ante la prisión preventiva arbitraria del hermano comunero rondero y Presidente del Gobierno Regional de Cajamarca, Gregorio Santos Guerrero (GOYO), y la violación de los derechos políticos de los electores y pueblos de Cajamarca, manifestamos ante el Perú y el mundo lo siguiente:
1.  El compañero Goyo es un comunero y rondero, natural de la Comunidad Campesina San Juan de Chirinos, del Distrito de Chirinos, Prov. San Ignacio, Cajamarca, y allí aprendió los principios de lealtad, solidaridad y honradez. Siempre ha estado y se ha mantenido junto a su pueblo y desde joven se convirtió en uno de los dirigentes ronderos a nivel regional, siendo su primer cargo el de secretario de la juventud rondera, hasta llegar a ser Presidente de la Federación Regional de Rondas Campesinas, Urbanas e Indígenas de Cajamarca en el 2002.
2. Como dirigente rondero, ha participado en las principales luchas del movimiento rondero, como la propuesta de la Ley de Rondas Campesinas 27908, que fue aprobada en el 2003; y la fundación de la Central Única de Rondas Campesinas del Perú (CUNARC).  Durante su trayectoria rondera, GOYO se ha enfrentado a las distintas políticas de los gobiernos que, desde el Gobierno de Fujimori y hasta la actualidad, se han dedicado a saquear los recursos naturales, parcelar tierras colectivas, contaminar el agua, destruir las comunidades y el tejido social, reprimir a las rondas campesinas y a los pueblos originarios, y violar masivamente los derechos humanos individuales y colectivos, para imponer por la fuerza modelos extractivos que sólo favorecen a los grupos de poder económico y a las transnacionales.
3. Goyo ha participado en la resistencia y defensa de los territorios de pueblos originarios, comunidades campesinas y nativas, en el norte y oriente del Perú, como en el caso Majaz, en Piura; en la defensa de Quilish, San Ignacio, San Marcos y otras provincias de Cajamarca; en la defensa de los territorios amazónicos, junto a los pueblos Awajún y Wampís (caso Bagua), entre otros.
4.  La propuesta para que el compañero GOYO participe en puestos políticos de gobierno nació desde las organizaciones ronderas de base, llegando a ser Presidente del Gobierno Regional de Cajamarca. Como Presidente, supo escuchar la demanda de las comunidades campesinas y rondas campesinas que, iniciándose en las Provincias de Cajamarca, Celendín y Bambamarca se convirtió en un clamor regional: la defensa del agua, los territorios, el agro, las formas de vida y libre determinación de los pueblos originarios afectados por la imposición violenta del megaproyecto minero Conga. Un proyecto que nunca fue consultado ni obtuvo el consentimiento de las comunidades y rondas campesinas afectadas.

5. Después de haber ofrecido defender el agua frente al oro, Ollanta Humala, al llegar al poder, cambió su posición y se pronunció diciendo que, de todas maneras, se iba a realizar el mega proyecto Conga. Ahí empiezan los actos de represión de quienes no claudicaron en su posición de defensa de los derechos de los pueblos, y que han terminado con el encarcelamiento del compañero Goyo.
6. A pedido de los pueblos de Cajamarca, GOYO encabezó las primeras jornadas de lucha por la inviabilidad del megaproyecto minero Conga que se iniciaron el 2011, y continuó durante todo su gobierno en esta lucha. Como Presidente del Gobierno Regional, Goyo sacó la ordenanza 036-2011 que declaraba la intagibilidad de las cabeceras de cuencas de Cajamarca, lo que también protegía los territorios donde se ubica el megaproyecto Conga. Desde ahí no ha cesado la persecución del compañero Goyo y de todos los dirigentes ronderos y sociales de la región, quienes se encuentran perseguidos por el Ministerio Público en jurisdicciones distintas a la que corresponde, sin respeto del juez natural ni otros derechos.
7. Para imponer el megaproyecto minero Conga, el gobierno ha usado la fuerza: ha declarado estados de emergencia, ha enviado tropas policiales y militares, y ha usado la fuerza armada, lo que ha dado lugar a 5 personas muertas, entre ellas, un menor de edad; y ha dejado cientos de heridos. Y como los pueblos han resistido con el apoyo de sus dirigentes, entre ellos el compañero Goyo, el gobierno y la empresa interesada han buscado los medios para sacar del juego político al compañero Goyo. No obstante ello, los electores y pueblos de Cajamarca, le han vuelto a dar su voto y lo han elegido como Presidente del Gobierno Regional nuevamente con el 44% de votos.
8. Detención arbitraria. Actualmente, el compañero Goyo ha sido detenido a pesar de que él mismo se ha presentado, en un proceso penal abierto para investigar posibles actos de corrupción, basado en las declaraciones de “colaboradores eficaces”.  
Para que una persona sea detenida de modo preventivo mientras es investigada deben concurrir varias condiciones necesarias, las que no se dan en el caso del Compañero Goyo y demuestran que su detención es abiertamientamente inconstitucional, arbitraria y desprociornada, por lo que debe ser investigado en libertad.
Esto es:
a)      En el caso de Goyo hay arraigo, pues tiene domicilio y trabajo conocido, pues es de conocimiento público que era y es Presidente del Gobierno Regional.
b)       No hay peligro de fuga, pues el mismo se ha presentado voluntariamente, así como en el caso de otros 90 procesos en los que ha sido citado.
c)       No hay riesgo procesal. La jueza, arbitrariamente, ha ordenado su detención diciendo que, por su experiencia, “a mayor pena, mayor peligro de fuga”, lo cual no corresponde al caso concreto.

Basta ver cómo muchas autoridades, ellas sí con riesgo de fuga y con evidencia de haber cometido hechos graves, están siendo investigadas en libertad, lo que prueba que la detención de Goyo es más un acto de persecución política que legal.
  
9. Además de la arbitrariedad de su detención, las condiciones de su encarcelamiento son violatorias de los derechos humanos y ponen en riesgo la vida e integridad física, psicológica y mental del compañero Goyo. Ha sido encarcelado en una prisión de alta seguridad en compañía de asesinos, con lo que peligra su vida e integridad física, psicológica y mental.
10. El encarcelamiento del compañero Goyo y, nuevamente Presidente del Gobierno Regional, viola los derechos políticos tanto de Goyo como del pueblo de Cajamarca que lo ha elegido. Goyo podría ser investigado en libertad y ejercer las funciones para las que ha sido elegido masivamente, pero, como el seguiría apoyando a los pueblos de Cajamarca, no le dejan ejercer sus funciones.
11. La persecución política también se ha hecho evidente en otro hecho reciente: el Jurado Nacional de Elecciones le ha denegado la entrega de su credencial como Presidente Regional electo, sin fundamento constitucional, pues el Goyo no tiene condena alguna. Esto viola, nuevamente, los derechos de los electores y pueblos que han elegido a Goyo como Presidente del Gobierno Regional.
12. Persecución continua: La fiscalía está resucitando viejos procesos ya cerrados para perseguir al compañero Goyo a fin de lograr alguna condena. Como parte ello, la Fiscalía, incluso, ha solicitado al juez que un viejo proceso sea remitido a Lima, para evitar supuestas marchas que las rondas estarían convocando contra el juzgado (Juzgado Penal Col. Supraprovincial de Jaén, Exp. 04045-214-27-1703-JR-PE-01).

POR LO EXPUESTO,
los firmantes,
EXIGIMOS LA INMEDIATA LIBERTAD DEL COMPAÑERO GOYO, dado que su encarcelamiento es arbitrario e ilegal, fruto de una persecusión política, pues podría ser investigado en libertad, en respeto del debido proceso. Y responsabilizamos al gobierno por su vida e integridad, física, mental y psicológica, por las condiciones violatorias de encarcelamiento en las que se encuentra.
EXIGIMOS EL RESPETO DE NUESTROS DERECHOS POLÍTICOS, tanto del compañero Goyo, como de los electores y pueblos de Cajamarca, que en un 44% de votos, lo hemos elegido como Presidente del Gobierno Regional.
LA DETENCIÓN DE GOYO NO DETENDRÁ NUESTRA RESISTENCIA, la defensa de nuestros derechos políticos y la defensa de los territorios y aguas de los pueblos originarios, no obstante la imposición violenta de los megaproyectos por el Gobierno y las transnacionales. Nos seguiremos movilizando hasta conseguir la libertad del compañero Goyo y el ejercicio de nuestros derechos como pueblos!!!

Chota 28 de Diciembre del 2014  

viernes, diciembre 19, 2014

CUANDO LA POBREZA VENCE A LA RIQUEZA

Jorge Pereyra
Una pobre mujer campesina de un metro cincuenta, pero con un coraje gigantesco, le ha ganado un juicio en Cajamarca a uno de los hombres más ricos del Perú.
Máxima Acuña de Chaupe, que jamás aprendió a leer ni a escribir y pasó la mayor parte de su vida cultivando la tierra y pastoreando ganado, ha derrotado judicialmente al dueño de minera Yanacocha, Roque Benavides, educado en las mejores y más caras universidades estadounidenses.
O para decirlo en otras palabras: la agricultura orgánica y sostenible se ha impuesto a la minería irresponsable y contaminadora. Y así, una vez más, el David agrícola venció al Goliat minero.
Este 17 de diciembre, la sala penal de apelaciones de la Corte Superior de Cajamarca emitió un histórico fallo a favor de la familia Chaupe, absolviéndola de todos los cargos que venía afrontando desde hace 4 años y esfumó las ambiciones de la empresa minera Yanacocha por apoderarse del predio de propiedad de los Chaupe.
La abogada de esta familia, la cajamarquina Mirtha Vásquez Chuquilín, realizó una impecable defensa de sus humildes patrocinados imponiéndose con sólidos argumentos legales a un staff de más de 50 jurisconsultos contratados por Yanacocha en los mejores y más caros bufetes de abogados de Lima.
La señora Máxima, en medio de lágrimas, agradeció a Dios, a los pobladores cajamarquinos que siempre estuvieron pendientes de su caso. “Agradezco, además, a los magistrados que han hecho justicia. En ningún momento, yo vendí mi terreno, pero ellos se aprovecharon porque yo soy una mujer humilde y campesina. Nunca me olvidaré de ustedes. Muchas gracias”, dijo.
Máxima nació en Sorochuco, distrito de Celendín, Cajamarca. Allí creció y vivió toda su vida. Y en la localidad de Tragadero Grande tiene su propiedad desde 1994, fecha en la que un tío de su esposo les vendió con escrituras el terreno, mucho antes de que llegara Yanacocha por allí.
Sin embargo, en el 2011, Yanacocha le dijo a Máxima que sus 25 hectáreas no eran de ella sino de la mina, que había comprado todos los terrenos de los alrededores, pues se proponía realizar un megaproyecto para extraer oro de esas tierras.
Un juez venal y corrupto de Celendín ordenó el desalojo. La policía llegó a su casa y golpeó a toda su familia. “Entre tres policías, me cogieron y me agarraron a palazos, en el suelo me quedé tendida. A mi hijo, que tiene 15 años, lo amenazaron con un arma. No ha quedado bien el muchacho desde ese día. A mi esposo, le quitaron su celular, le golpearon las costillas. Mi hijo, el mayor, también fue golpeado, y tuvo que estar internado en el hospital”. Felizmente el desalojo no prosperó.
Ella cuenta con una medida cautelar de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que la protege y que ha advertido al gobierno peruano que cesen de inmediato los atropellos y maltratos en su contra.
Sin embargo, como ella misma declara, las amenazas de la policía y de los empleados yanacochinos siguen. “Desde el 2011 hasta hoy no podemos vivir bien. Ante mis propios ojos han matado a mis ovejas, han pasado con un camión disparándoles. Yo tenía mi perro pastor, que cuidaba mi terreno, y cuando pasaban, les ladraba. Un día lo han matado al animalito. Nosotros hasta ahora estamos en este conflicto, estamos en peligro. Siempre están con su personal rodeando el terreno, nos vigilan. Yo no puedo caminar por los terrenos del costado porque me pueden disparar”.
Es de esperarse que luego de este histórico fallo judicial, en el que por primera vez ha perdido un juicio Yanacocha, cesen los atropellos en contra de esta sufrida familia campesina. Estaremos vigilantes.

Feliz Navidad, señora Máxima Acuña Chaupe.

LA DISYUNTIVA: PLANETA SANO Y SALUDABLE O CAPITALISMO SALVAJE Y DEPREDADOR

Por: Avelino Zamora Lingán

“El Planeta está enfermo”, “la tierra está con fiebre” son algunas de las frases pronunciadas en coro por los ambientalistas del mundo; y, a la vez, son utilizadas para algún titular de uno que otro prestigioso diario. ¿No será más apropiado decir el HOMBRE está enfermo, el Hombre está con fiebre; las transnacionales están con fiebre; pero además está poseído por el dinero? Y, es en estas patológicas y deshumanizadas condiciones, que está destruyendo a su propia y gran casa, está destruyéndose así mismo y está destruyendo a su propia especie.             
Por Sociólogo: Avelino Zamora Lingán
Es posible que en estos días los habitantes de este “calenturiento” planeta tierra hayan estado con los ojos bien abiertos y dirigidos hacia el Perú, porque desde hace varios meses se ha venido promocionando con “bombos y platillos” la llamada Conferencia de las Partes-COP 20, es decir la vigésima conferencia sobre CAMBIO CLIMÁTICO, el mismo que fue inaugurado en nuestro país, el día 1 de diciembre, en uno de los lugares más militarizados y secretos de nuestro país como es el famoso “pentagonito” y donde, según se ha informado, participaron cerca de 15,000 personalidades “representativas” de 195 países, entre ministros, jefes de Estado, embajadores, expertos en medio ambiente y en cambio climático; doctores, licenciados, masters, magnates, Pishdís, etc. etc. etc. Y que culminó, sin pena ni gloria el día 12 de diciembre.  Mientras tanto, el pueblo peruano viene siendo vilipendiado y sufrido testigo del entreguismo anti-patria que, en el marco de un modelo económico neoliberal fundamentalista y salvaje, practican los sucesivos regímenes de turno, para que las transnacionales, en su apetito desmedido de extraer los minerales, el petróleo, el gas, la madera, etc., destruyan y contaminen las fuentes de agua (lagunas, ríos, quebradas, humedales o “colchones” acuíferos; además, también, contaminen suelos agrícolas, vegetación natural y aire, procesos incompatibles con un ambiente saludable, que aportan muy significativamente y en alto grado al fenómeno de cambio climático o llamado mucho más apropiadamente “calentamiento global”; pero, lo más grave,  para que despojen de sus tierras a pueblos indígenas y nativos, destruyan la cultura andina y lo conviertan a muchos de los habitantes en parias y “extranjeros en su propia tierra. Y, ¡Oh paradoja: Gobiernos neoliberales entreguistas, vende patria, que rinden pleitesía a las transnacionales depredadoras del medio ambiente; que persiguen, encarcelan y hasta asesinan a ambientalistas, hoy se sienten por más de una semana a “teorizar”, “analizar”, “firmar tratados” y “convenios” y “elaborar un borrador”, que, tal vez quien sabe si será o no “pasado a limpio” Todo esto, según argumentan, en aras del Cambio  Climático!!!
En este contexto, quienes son conscientes de lo que viene aconteciendo en nuestro país en el sentido de que gran parte del territorio ha sido concesionado a las transnacionales para el desarrollo de las actividades extractivas, con estabilidad tributaria y hasta exoneraciones económicas; con leyes débiles y exageradamente tolerantes con la contaminación y destrucción del medio ambiente que generan; es legitimo que los pueblos muestren un elevado escepticismo y duda ante un evento como el de la COP 20 y, probablemente no faltarán quienes tomen a dicho evento como burla, paradoja o sarcasmo; más aún cuando la gran mayoría de gobiernos no sólo del Perú, sino de América Latina y del mundo cumplen el triste papel de títeres frente a las multinacionales, que son las que más depredan y destruyen o simplemente no cumplen con ese concepto tan cacareado por ellas; pero, poco o nada practicado, como su famosa “responsabilidad social”. Aquí en Cajamarca, más del 40 % de su territorio a sido entregado a las mineras, para las actividades extractivas; y en este contexto, si a algún funcionario público o al mismísimo Presidente Humala, se le ocurriera a  hablar en cuanto a que su gobierno está protegiendo el medio ambiente, las fuentes de agua, los humedales, las cabeceras de cuenca, los bosques o que está haciendo cumplir las leyes, decretos y normas de medio ambiente existentes, o que durante su mandato tiene a varios procesados y sancionados penalmente por contaminar al pueblo de Choropampa, por haber matado varios miles de truchas, como resultado de contaminación de los ríos; por los asesinatos de varios luchadores ambientalistas, etc., etc., probablemente quien o quienes lo escuchen se reirían en su cara, porque nada de eso es verdad Y, alguien le increparía que “tiene la cara más dura que el diamante, al igual que la de los corruptos, por supuesto”
Pero, por otro lado, no faltan quienes tienen a flor de piel esta frasecita: “TODOS CONTAMINAMOS”, con la cual, como diría el recientemente fallecido Chavo del Ocho, “sin querer queriendo” tratan de ocultar y minimizar la destrucción y contaminación de la naturaleza por las transnacionales, haciéndoles un gratuito flaco favor. Ciertamente, “todos contaminamos” pero NO en el mismo grado ni en las mismas dimensiones. Y, aquí surge la pregunta que muchos se hacen: ¿Quienes contaminan más, los ricos o los pobres? Los pobres, afirman sin vacilaciones, los ricos; porque son millones y, además, son más incultos y maleducados; mientras que los ricos contaminamos menos porque somos pocos, tenemos cultura y educación. ¡El mito hecho verdad”!! Surge, entonces, otra pregunta ¿Quiénes consumen más, los ricos o los pobres? Obviamente, esta pregunta se plantea en la medida que, según muchos analistas sociales, la contaminación tiene estrecha relación con el consumo o mejor dicho a mayor consumo, también es probable que haya más contaminación. Aunque, de hecho, en términos generales es una indiscutible verdad que a mayor consumo hay  mayor contaminación. El problema sólo radica en precisar quienes consumen y contaminan más: los ricos  o los pobres, dado que es imposible que ambas clases sociales contaminen y consuman por igual.
Ahora bien. Haciendo uso de una valiosa herramienta del pensamiento, como es la abstracción, describamos brevemente, desde la perspectiva del consumo, la vivienda de una familia pobre y una vivienda o residencia de una familia rica. En el primer caso, dado el bajo nivel económico, es fácil imaginarse una vivienda con una gran cantidad de carencias, en relación con el segundo caso. Así, el equipamiento y cosas materiales de los que puede disponer una vivienda de familia pobre no llegarían ni al 1 % del equipamiento y objetos materiales con los que puede disponer la vivienda de la familia rica; igual tendencia se observa respecto al consumo. De esto se concluye, entonces, que la generación de basura tanto orgánica como inorgánica en una vivienda de familia rica estaría en la misma proporción que en el aspecto de consumo, equipamiento y disponibilidad de objetos materiales, es decir, que la cantidad de basura que genera una familia pobre representaría apenas el 1 % de la que genera la familia rica. Respecto a que los ricos contaminan menos porque son más cultos y educados es muy relativo, en la medida que nadie ha demostrado aún que el dinero por si mismo otorga cultura y educación, sabido es que hay ricos que teniendo mucho dinero carecen de cultura y educación, lo cual lo evidencian al lanzar escupitajos sobre el suelo y arrojar basura a la calle. Pero, salgamos ya de estas polémicas hipótesis, para entrar a realidades indiscutibles. Para ello planteo las preguntas ¿Una sola trasnacional minera, por ejemplo, por cuantos habitantes pobres, comunes y mortales contamina? ¿Por 50 millones; 100; 500; 1000  millones? Cuando se remueven 600 toneladas de tierra al día o cuando se planea chancar más de 90 mil toneladas de tierra cada día durante 18 ó 20 años ¿Por cuantos millones de habitantes pobres  estaría contaminando y cuantos millones de toneladas de basura se generarían en tan poco tiempo? Cuándo las aguas de lagunas, ríos, riachuelos, quebradas, canales y acequias se transforman en aguas con variados colores, cual si fueran arcoíris, producto de la contaminación con metales pesados y otros elementos químicos ¿A cuantos miles y millones de habitantes pobres afecta esta contaminación? Cuando alguna transnacional destruye los sistemas hídricos ¿Cuántos miles y millones de habitantes pobres se pueden quedar sin agua, recurso vital para su existencia? Cuando en muy poco tiempo, 10; 15 ó 20 años, se traen abajo cerros enteros, alterando profundamente el clima, el equilibrio ecológico, ¿Cuántos habitantes pobres son afectados con ello? Y, en el mundo ¿Cuántas trasnacionales y multinacionales mineras, petrolíferas, gasíferas existen? ¿Cuántas mega fábricas o chimeneas industriales, que saturan la atmósfera de CO2 (dióxido de carbono) y de oxido nitroso y de otras sustancias o gases químicos, como aerosoles, contribuyendo de esta forma al efecto invernadero y al rompimiento de la capa de ozono, existen en el mundo? ¿Cuántas transnacionales y multinacionales existen sólo en Estados Unidos y cuántas de ellas en los países del Grupo de los Ocho – G8, llamados los países más industrializados del mundo:   Canadá, Estados Unidos, Japón, Francia, Italia, Alemania, Inglaterra, Rusia? ¡Una sola fábrica o transnacional de estas, tranquilamente puede contaminar por todos los 25 millones de habitantes pobres que hay en el Perú!!  
Entonces, pues, es cierto que “todos contaminamos”  pero no es verdad que todos lo hacemos en el mismo grado y en el mismo nivel y, en consecuencia, las responsabilidades o irresponsabilidades, respecto a la contaminación y al cambio climático tampoco pueden ser proporcionales. Por ello, yo propongo que cuando hablemos de contaminación no nos quedemos sólo con la frase “TODOS CONTAMINAMOS”, debido a que ella estaría sugiriendo que la contaminación y el calentamiento global es  “un mal de todos” y como sabemos existe una expresión popular que dice “ mal de todos, consuelo de tontos”, asumir la frase “Todos contaminamos” conduce o sugiere precisamente eso, comportarnos como tontos ante la depredación, la destrucción, la contaminación y lo que es peor a ser cómplices de todo ello. Quienes sostienen la frasecita “todos contaminamos” estarían abogando, reiteramos, la frase célebre del Chavo, sin querer queriendo” y desde el fondo de su conciencia, por que las transnacionales continúen con la destrucción de la naturaleza. Y, después dicen querer mucho a sus hijos y a los hijos de éstos, cuando en la práctica revelan todo lo contrario: que no se quieren ni siquiera a ellos mismos. Asimismo, decir “todos contaminamos” equivale más o menos a liberar de  responsabilidades, a ocultar o minimizar las mismas o a inducir a creer que el habitante pobre, el campesino de la altura contamina tan igual o mas que una transnacional.         

Desde otra orilla y paralelamente los pueblos se movilizan y levantan su voz, reunidos (Ojo: NO UNIDOS) en la llamada Cumbre de los Pueblos”, tal vez con la vana esperanza de que los mandamases, vale decir, los que toman decisiones, escuchen, pero, no solamente escuchen sino que den marcha atrás en sus afanes entreguistas. Sobre todo, los pueblos exigen al gobierno peruano cese ya tantas concesiones, que en la práctica no es más que entregar los cerros,  las cabeceras de cuenca y los bosques de la selva a las trasnacionales para que lo usufructúen como si fuera su propiedad y una vez que usufructúan los destruyen y lo abandonan; incluso despojando a la población oriunda, nativa o campesina de sus tierras. Basta ya de esa farsa engañosa cuando se dice “el suelo es del campesino; pero el subsuelo le pertenece al Estado”, a sabiendas que para extraer el mineral primero tienen que destruir los  suelos. Consciente de que las actividades extractivas se desarrollan a cielo o tajo abierto, pregunto ¿Acaso existe algún mago que saque el oro del subsuelo sin tocar ni siquiera una piedra, una planta o una fuente de agua existente en el  suelo? Los pueblos exigen que el régimen de Humala escuche al pueblo que lo eligió; no lo eligieron las transnacionales ni la CONFIEP, ni tampoco la DBA; escuche, de una vez por todas y derogue la ley 30151, que otorga a las “fuerzas del orden”  licencia para matar, más conocida ya como “LEY UBALA”. De lo contrario su nombre quedará registrado en la historia peruana como uno de los presidentes que traicionó al pueblo, descaradamente, poniéndose la careta de ¡NACIONALISTA!! En fin, las voces de los pueblos, en la llamada COP 20,  tal vez hubiese sido mucho más sonora y contundente si es que prevaleciera el espíritu de UNIDAD. Más aún, sabiendo que los dueños del Perú, de América Latina y del mundo no escuchan más que a su propia conciencia y no se mueven mas que en función de sus propios y egoístas intereses económicos, es necesario que los pueblos se unan y no se dividan; para que cuando traten de levantar la voz, exigiendo sus derechos; ésta tenga eco hasta en las más recónditas montañas andinas; voces que puedan ser escuchadas hasta por los “sordos” y voces que inviten a hablar a los “mudos”, ambos discapacitados por conveniencia económica, por supuesto. A los diversos grupos ambientalistas les invocamos: Basta ya de auto-engañarse o de creerse autosuficientes; pensando que transitando por caminos distintos y sin objetivos claros, pueden tener éxito; o atacándose unos a otros, descuidando al enemigo principal, también pueden construir legitimidad y credibilidad. Todo lo contrario: El divisionismo lo único que genera es desesperanza, confusión y desconfianza en los pueblo; el divisionismo es pernicioso para la organización y para el pueblo; en general, el divisionismo genera DEBILITAMIENTO DEL MOVIMIENTO SOCIAL. 
C/13/12/2014         

viernes, diciembre 12, 2014

¿Qué diablos sucede adentro de la COP20?

Por Rocío Silva Santisteban
Al igual que ustedes, ultraocupados lectores, somos muchos los que no entendemos qué sucede adentro de la COP20. Por ejemplo, ¿por qué la presencia de las grandes empresas petroleras (Shell, Chevron, Texaco) es tan participativa?, ¿es auténtico el interés de estas empresas por reducir las emisiones de carbono y cabildear frente a los Estados?, ¿es cierto que la geoingeniería propone soluciones tecnológicas a la resistencia de los Estados miembros por reducir las emisiones?, ¿es cierto que en su presentación la Shell, por primera vez en años, estuvo de acuerdo con lo propuesto por el comité de científicos y plantearon como solución la CCS?, ¿qué diablos es la CCS-Carbon Capture and Storage?, ¿por qué le interesa tanto a la Shell?
Hay algo que sí debemos conocer con certeza como miembros de este planeta: quiénes son los responsables del cambio climático. Eso lo podemos contestar: las corporaciones, los Estados miembros, los funcionarios de Naciones Unidas y el sistema cuyo objetivo es, sobre todo, crecer infinitamente y depredar cuanto se pueda. Para contrarrestar las emisiones de carbono de los países super-industrializados hay varias corporaciones e instituciones que están buscando varias soluciones. Obviamente soluciones que no implican reducir la emisión de gases. Aquí solo mencionaré dos: la CCS y REDD.
La geoingeniería, que es un campo de la ingeniería cuyo objetivo es la manipulación del clima a gran escala con “efectos globales”, está investigando sobre varias propuestas para controlar las emisiones de carbono. Una de ellas es la CCS, es decir, capturar el dióxido de carbono del aire o cuando es extraído junto con el petróleo y almacenarlo debajo de la tierra. Este sistema, absolutamente caro, está siendo utilizado en Alemania y Australia, pero requiere de subvenciones de los Estados pues, económicamente, no es viable. Se puede producir una reducción del 90% de gases en el proceso de extracción del crudo, pero si la OPEP baja sus precios, la CCS es imposible. Al parecer eso es algo que se está negociando dentro de la COP20 porque, como dice la Shell, “el apoyo de los Estados es indispensable”.
Por otro lado, REDD (Reducing Eviction Deforastation & Destruction) es lo que el Minam ha propuesto como parte de la política del Estado peruano y no es otra cosa que el mercado de bonos de carbono. Se trata de convertir la función de “guardar el carbono” dejando de talar los bosques en un commodity (mercancía). Por lo tanto, que tenga precio. De esta manera, los Estados que calientan el clima con sus emisiones de CO2 compran el carbono fijo en nuestros bosques para “paliar” su depredación. Noruega, por ejemplo, ha firmado un convenio con el Perú por 300 millones de dólares dentro de este marco. El Perú se compromete a no deforestar.
¿Cuál es el problema? REDD permite que se sigan emitiendo gases en el norte, comprando carbono en el sur, esto es, un “permiso para contaminar pagando”. Todo sigue igual solo que el sur se gana alguito. Por otro lado, REDD podría poner en peligro la titulación y posesión de los bosques de parte de los pueblos indígenas porque se les prohíbe cazar, cultivar, hacer fuego, cocinar, etc. Como dice la institución Friends of the Earth “[REDD] se está desarrollando como un mecanismo que tiene el potencial de exacerbar la inequidad, produciendo grandes ganancias para las empresas y otros grandes inversionistas y generando pocos beneficios e incluso grandes desventajas para los Pueblos Originarios”.
Por eso, en buena cuenta, lo que se dialoga dentro de la COP20 es el capitalismo verde porque, como Midas, todo lo que toca lo convierte en mercancía.
Publicado en Kolumna Okupa de La República, martes 09/12/2014

¿Qué esperábamos y qué esperamos de la COP 20?
Por Carlos Monge
El Perú es anfitrión de la COP 20, el evento anual mundial sobre el estado del cambio climático y la lucha contra el calentamiento global. Miles de representantes de gobiernos y de organismos multilaterales, líderes empresariales y activistas de sociedad civil de todo el mundo, ya están llegando a Lima para participar oficialmente, para hacer lobby en los pasillos, o para presionar desde la calle y los medios de comunicación.
El Perú –como anfitrión de la COP 20- debería haber dado ejemplo de cómo se fortalecen las instituciones ambientales y como se asumen políticas firmes para mitigar nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, para ayudar a los miles de afectados a adaptarse a las consecuencias del calentamiento global, y para proteger nuestros sumideros de carbono y nuestras fuentes de agua.
Lamentablemente, lo que tenemos para enseñar al mundo son cuatro paquetes de medidas que debilitan la institucionalidad ambiental para favorecer las inversiones privadas, una Estrategia Nacional ante el Cambio Climático que no tiene políticas ni metas vinculantes, un Plan Nacional de Diversificación Productiva que considera que las regulaciones ambientales son un sobrecosto que hay que eliminar, y normas y prácticas de criminalización de la protesta social cada vez más duras.
El Perú también debería haber liderado un reclamo de que los países más contaminadores de ayer y de hoy y que las corporaciones que lucran con la actual situación, acepten de una vez por todas la necesidad de acuerdos globales vinculantes para parar ya la emisión de gases de efecto invernadero.
Pero parece ser que el Gobierno del Perú lo que busca es más bien facilitar acuerdos a los que los países del norte y los emergentes y las corporaciones quieran llegar: metas vagas, acuerdos no vinculantes e impulso solamente a aquellas acciones de mitigación, compensación o adaptación que se puedan convertir en negocios corporativos en el mercado.
Y todo esto, por supuesto, en el marco de la continuidad de un modelo primario exportador sustentado en la extracción de recursos naturales (minerales, petróleo, gas) con grave riesgo para las fuentes de agua (páramos Andinos y cabeceras de cuenca) y para nuestro gran sumidero de carbono (la Amazonía).
Todo indica que el resultado de la COP 20 no será el que se necesita para que la COP 21 (Francia 2016) reemplace al fracasado Protocolo de Kyoto con acuerdos globales vinculantes que realmente logren parar el calentamiento global.
Aunque hay una esperanza: que la calle hable fuerte y claro, que decenas de miles marchen y griten y exijan. Solo así puede ser que esta COP 20 valga la pena.


viernes, diciembre 05, 2014

LIMA SERÁ LA PRIMERA GRAN CIUDAD DEL MUNDO EN QUEDARSE SIN AGUA


 Jorge Pereyra

Lima será la primera gran ciudad del mundo que se verá desabastecida de agua debido al calentamiento global, según el documental " Factor de potencia de la Tierra", el cual fue elaborado por el cineasta y periodista alemán Claus Kleber.
Según el informe, difundido por el programa “Reporte Semanal”, en algunos años los ocho millones de personas que habitan la capital peruana no podrán abastecerse de agua, lo que generará una inmigración masiva, convirtiéndose en una de las primeras ciudades del mundo en ser abandonada.
Entre el Océano Pacífico y la cordillera de los Andes, se extiende una estrechísima franja costera de tierra yerma que une dos desiertos: el de Atacama, situado al sur, en Chile, y el de Sechura, ubicado al norte, en el Perú. Y en la parte central de este árido territorio, se encuentra Lima, la segunda ciudad más grande ubicada en un desierto, después de El Cairo.
Pero, a diferencia de la urbe egipcia, Lima, que concentra a un tercio de la población peruana, cuenta con menos del uno por ciento del caudal del río Nilo para cubrir el 80% de su demanda de agua potable.
Lima sobrevive pues entre la sequía, el cambio climático, la captación de las contaminadas aguas residuales mineras que provienen del centro del país. La necesidad de un desarrollo sostenible, y su primer gran desafío, giran en torno al uso apropiado del agua.
Según la Autoridad Nacional del Agua (ANA), cerca del 40% de los glaciares del Perú se han derretido por el calentamiento global. Y a ello se suma la crítica situación que viven ya un millón y medio de limeños, que aún no cuentan con los servicios de agua en sus viviendas y deben comprarla a proveedores que la trasladan en camiones cisterna. Pero lo escandaloso de todo esto es que la población limeña no atendida y desabastecida paga hasta 10 veces más la tarifa del servicio de agua potable y alcantarillado de Sedapal por el metro cúbico de agua.
LA SITUACIÓN EN EL RESTO DEL MUNDO
Se afirma que en el siglo pasado las guerras fueron causadas por el control de los yacimientos petroleros; sin embargo, en este siglo se deben a la disposición y dominio de las grandes reservas hídricas del planeta. El agua ha remplazado al petróleo como factor de beligerancia.
Así pues la escasez de agua, que los habitantes de la Tierra sufriremos en un futuro no muy lejano, es una de las principales razones por las que muchos países del mundo se encuentran actualmente en continuos enfrentamientos.
Y es que este problema junto al calentamiento global, según Kleber, se ha convertido en un asunto de interés económico y político. Aunque no en todos los países, ya que mientras en algunos (como en el Perú) ni siquiera se mencionan estos temas, en otras naciones tanto los gobiernos como las industrias han comenzado ya a prepararse para las consecuencias.
Rusia ya ha establecido un “Ártico mando”, en previsión de una lucha que podría entrar en erupción sobre los recursos naturales a los que ahora se pueden acceder en el Polo Norte.
Los científicos afirman que debajo del hielo de esa parte del mundo se encuentra un cuarto de las reservas mundiales de petróleo y gas de la Tierra. Además que del deshielo de los glaciares también se podrán extraer suministros de agua para millones de personas en un futuro próximo.
Pero, según Kleber, el país con mayor conciencia sobre el cambio climático es China, ya que a causa del miedo a la pérdida de los pozos y la masa de la tierra cultivable, este país utiliza como espacios alternativos de cultivo las islas más cercanas a su territorio.
Sin embargo, para los chinos ese no sería el único motivo, sino también tener el dominio de un gran número de tierras fértiles de las que otros países o potencias mundiales pretendan apoderarse. “China quiere control sobre el Océano Pacífico, y por lo tanto sobre sus rutas de suministro”, añade el documental.

CLaus Kleber es un periodista y documentalista alemán de la cadena televisiva ZDF galardonado por sus informes que buscan formar conciencia social como: América, el Todopoderoso (2003), los pueblos de Oriente (2003) Campo minado de Afganistán (2004), La imparable India (2006) y La Bomba (2009).

viernes, noviembre 28, 2014

EN MEXICO “LA VIDA NO VALE NADA” Y ¿EN PERÚ, SÍ?


 Sociólogo Avelino Zamora Lingán
México, otrora bella y linda tierra de las hermosas rancheras y de los huapangos; de los charros, mariachis y de las hermosas chulas; de artistas y de taquilleras películas costumbristas, la gran mayoría en blanco y negro, protagonizadas por ídolos como Pedro Infante, Jorge Negrete, Javier Solís, Miguel Aceves Mejía,  María Feliz, Cantinflas, Viruta y Capulina; Tin Tan, la india María, Vicente Fernández, entre otras estrellas no menos importantes. Toda esta belleza sintetizada en aquella inmortal canción ranchera de Jorge Negrete “México Lindo y Querido”, la misma que hasta hace poco constituía la carta de presentación de los mexicanos en América y en el mundo; hasta que hoy, luego de más de 20 años de aplicación del modelo económico neoliberal, probablemente ya no canten con orgullo “México Lindo y Querido” sino aquella otra canción muy popularizada, también, “La vida no Vale Nada” interpretada por Pedro Infante y otros artistas. Pero Claro, no podría ser de otra manera después que, actualmente, la nación azteca se viene desangrando aceleradamente, a tal punto que según todas las estimaciones estadísticas existen hasta la fecha más de 100 mil muertos y aproximadamente 25 mil desaparecidos, hechos luctuosos y criminales dados en el contexto de la economía de libre mercado, que aboga por la ausencia de Estado en el sector económico, difícilmente podrían seguir cantando esa alegre canción que aludía a la belleza mexicana.
Ahora, bien. Según los más versados analistas, en México no es que muchas  autoridades mexicanas o funcionarios públicos, de bajo, medio y alto rango, tengan algo que ver con  los cartels de narcotráfico, ellas mismas pertenecen a tales redes criminales, lo cual ha generado que hoy México esté siendo categorizado como un narco-estado. Y, es que el crimen organizado ha llegado a tal punto que se puede decir “donde pisa un mexicano, puede ‘saltar’ un cadáver”, porque las fosas comunes son, valga la redundancia, muy comunes y se encuentran regadas casi por toda la república mexicana. Lo que hizo reventar el  “chupo” o la pus de la podredumbre a la cual a llegado el país de los charros y mariachis es la desaparición de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, los cuales, luego de más de un mes de haber desaparecido, hasta ahora “no lo encuentran”.  ¡Lo encontrarán, pero vaya usted a saber en qué condiciones: probablemente calcinados o descuartizados!! ¿Los involucrados? Nada menos que el Alcalde del distrito de Iguala y su esposa, autoridad vinculada al cartel de narcotráfico “Guerreros Unidos”. El alto grado de delincuencia se refleja en lo que le pasó a estos estudiantes, quienes, sólo tenían como objetivo PIFIAR o mostrar su descontento, ante la esposa del alcalde que iba a dar un discurso como candidata a gobernadora. No le ocurrió una mejor idea al alcalde, que ordenar secuestrar a los 43 estudiantes, para impedir o evitar la “pifiadera”, la misma que obviamente le hubiese mermado algunos puntos de réditos electorales a la aspirante a autoridad.
Como se sabe, México, hasta estos momentos, está viviendo, tal vez, la peor crisis de su historia republicana, claro está, después de la revolución mexicana de 1910, que lideraban los famosos personajes indígenas Emiliano Zapata y Pancho Villa. Forzando un símil de tales movimientos sociales, diremos que, si el movimiento social campesino de 1910 fue para reclamar el “Derecho a la Tierra”, hoy, este movimiento social de Iguala, extendido ya a toda la nación mexicana, tal vez debería ser para liberarse del capitalismo salvaje y su modelo económico neoliberal, el mismo que, quiérase o no reconocer, es la  “madre del cordero”, de toda la criminalidad  y corrupción de alto vuelo que vienen enquistándose en los Estados Latinoamericanos; pero, es una madre en pleno proceso de podredumbre y de corrupción. Mas de Veinte años de neoliberalismo salvaje y sin rostro humano, operando como un “zorro entre el corral de las gallinas”, es decir, los capitalistas y sus multinacionales en asociación con los grupos de poder económico criollos, con escaso o nulo control por parte del Estado, obviamente, tenían que terminar de la manera que está terminando en México: Haber convertido a México en un NARCOESTADO. Digo, “está terminando”, porque es muy probable que después de este conflicto o tormenta social algo nuevo tiene que surgir, a nivel económico y socio-político. NO hay que olvidar que los grandes conflictos sociales, por lo general, siempre dan lugar a cambios sociales o cambio del statu quo, vale decir, del orden social.
Y ¿Perú, qué pito toca en este asunto? Mucho, diría yo. Como sabemos, en Perú también se instaló el modelo económico neoliberal, prácticamente a sangre y fuego, en 1990, con Fujimori y Montesinos. Delincuentes que ahora están entre las rejas. DE allí no más saquemos alguna conclusión: El modelo neoliberal, libre mercado o capitalismo salvaje, según muchos analistas sociales, tienen como aliados principales a la corrupción y al narcotráfico. ¿Acaso Fujimori no fue el que institucionalizó la corrupción, acompañado de violación de derechos humanos, mecanismos inherentes al libre albedrío económico? ¿Acaso Montesinos no recibía grandes cantidades de dinero vendiendo armas a las FARC de Colombia, pese al abismo ideológico que separaba a ambos? e igualmente ¿Acaso no recibía cuotas de 50 mil dólares por cada viaje de aviones cargados con droga provenientes de la selva? Y, luego cuando le sucede Alejandro Toledo, Alan García y ahora Ollanta Humala, tal dinámica social no ha cambiado mucho, puesto que casos como el narco-avión presidencial, los narco-indultos, los hijos de Fujimori involucrados con el narcotráfico; los casos Orellana, López Meneses, el alcalde de Chiclayo, etc., etc. y sus famosos lavados de dinero. En estas últimas elecciones, tal como denunció el sociólogo, experto en temas de narcotráfico, Jaime Antesana, probablemente varias autoridades electas estén vinculadas al narcotráfico o al lavado de dinero. Todas estas situaciones ¿acaso no están configurando al Perú, como el próximo NARCOESTADO?
Y, en cuanto a violaciones de derechos humanos, Perú no está muy lejos del ahora narco-estado mexicano. Sólo basta recordar que durante la década fujimorista se produjeron hechos como el asesinato de dirigentes sindicales, como Pedro Huilca y Saul Cantoral, los más sonados; hubieron miles de desapariciones, especialmente estudiantes y campesinos; el asesinato y luego la incineración de estudiantes universitarios de la Cantuta; el descuartizamiento de Mariela Barreto y la tortura, hasta dejarlo discapacitada, de Leonor la Rosa, etc. etc. Hechos semejantes se han venido replicando, aunque no con la misma intensidad, en los subsiguientes regímenes, hasta el día de hoy. En fin, hay que decirlo con profunda tristeza: en el Perú, la corrupción de alto vuelo, de esa que practica la clase gobernante, junto con la violación de derechos humanos, de los más pobres, se ha convertido en fenómenos o procesos  sociales permanentes o cotidianos, casos como lo que viene sucediendo con la familia Chaupe Acuña y la familia Flores; los asesinatos de los 5 campesinos durante el conflicto de Conga; entre otros similares que ocurren a nivel nacional, son sólo la punta del Iceberg. Por ello es que, sin temor a equivocarme tengo que decir que: en Perú, el camino hacia el narco-estado ya estaría trazado, sólo falta recorrerlo y creo que ya lo estamos haciendo.

Escrito: 20 de noviembre del 2014 

martes, noviembre 18, 2014

LAS “VENAS ABIERTAS” DE CONGA

Fotos: 
¡Gallito ciego tiene muy poca agua, dicen pobladores  de la parte baja del jequetepeque; el río grande ha disminuido su caudal considerablemente, decimos los cajamarquinos; varios pozos de los Baños del Inca están cerrados, porque no hay agua, se lamentan muchos; mis canales y manantiales se están secando denuncian, con mucha tristeza los agricultores; no tenemos agua se quejan muchas amas de casa de las barriadas de Cajamarca; además, la poca agua que viene por nuestros caños más parece leche que agua, mientras que otros días el agua sale color de chocolate y con mucho olor a cloro, le hacen el coro otras amas de casa; llueve pero, aún así, no tenemos agua se quejan algunos. ¿Pero es que acaso no se han dado cuenta? Las “VENAS”, por donde discurre el agua hacia las lagunas,  manantiales o reservorios naturales están siendo cortadas, los cerros, en silencio, ya nos están mostrando sus entrañas y los “cuerpos” de agua cada vez están más “anémicos”  y apunto de fallecer. Ellos, a diario nos gritan en silencio: ¡Hagan algo! O de lo contrario morirán de sed!! Nuestro RETO es hacer caso a la naturaleza. Z. L.
Sociólogo: Avelino Zamora Lingán
Titulo el presente comentario parafraseando una parte del título que lleva el famoso libro “Las Venas Abiertas de América Latina”, del escritor uruguayo Eduardo Galeano, en la medida que me voy a ocupar sobre la destrucción de los “colchones” acuíferos, que vienen haciendo las actividades mineras; hecho que no sólo se lleva a cabo en las jalcas cajachas, a través de una serie de proyectos mineros, tales como: Conga, Galeno, Golfields, Quilish, la Shacsha, Shoulliden, La Zanja, Tantahuatay, Río Tinto, etc., etc.; sino que tal ecocidio está generándose a vista y paciencia de los “padrastos de la patria” y de muchos autollamados dirigentes y a lo largo y ancho de toda nuestro minero-vilipendiado y empobrecido suelo patrio. En efecto, casi todas las expresiones, los movimientos y protestas sociales, manifiestos de los dirigentes y líderes se preocupan unilateralmente por la no destrucción o el trasvase de las “fuentes” acuíferas como lagunas, manantiales, o como lo llaman los campesinos “ojos” de agua o “puquios”. Pero, muy poco se dice o pocas son las preocupaciones sobre los llamados bofedales, “colchones” acuíferos, pantanos, ciénagas o “VENAS”, como lo llamo yo, que son los ductos o vías por las que discurren las aguas hacia las lagunas o reservorios naturales, que son fundamentales para que éstas se recarguen de manera permanente; como tampoco existe preocupación por los canales, canaletas y “venas”, que sirven para el discurrimiento acuífero hacia los ríos, quebradas, canales de riego y acequias. Las cabeceras de cuenca no solamente son lagunas y manantiales sino además son todos esos componentes que acabamos de describir. 
Desde esta perspectiva, es importantísimo que la población tenga una visión integral del problema acuífero y comprender que las lagunas o fuentes de agua, son sólo una parte del sistema acuífero o parte de la totalidad acuífera, que estaría conformada por: lagunas y bofe-dales; por “venas”, por donde discurre o filtra las corrientes de agua, para la recarga de las fuentes; y también por “venas”, por donde discurre el agua de descarga, para la formación de ríos, quebradas, etc., la vegetación natural y cultivada, que contribuye a la formación de los colchones acuíferos y al mismo tiempo atrae a las lluvias; los suelos, que hacen de base o soporte para el discurrimiento del agua, etc. Todos estos componentes forman un TODO, que funcionan de forma interdependiente y se complementan entre sí. Por ejemplo, entre las lluvias y la vegetación existe una relación interdependiente y complementaria: las lluvias generan o alimentan a la vegetación y a su vez la vegetación retiene la humedad de los suelos, la cual, por el calor del sol, se evapora hacia la atmósfera y así se generan las lluvias. De allí que donde existe abundante vegetación es probable que existan abundantes lluvias y viceversa.
Ahora bien. La acción del homo economicus, es decir, del hombre que ha limitado su existencia a la acumulación de riqueza monetaria difícilmente puede respetar a ese Todo acuífero,  más aún si su Ser está dominado por el pensamiento o cultura occidental, desde la cual se percibe que el único ser vivo es el Hombre mientras que la naturaleza y sus principales componentes AGUA-SUELO-PLANTA son sólo objetos o recursos, a los cuales hay que explotarlos y sobre explotarlos en “beneficio” de la sociedad, hoy lo llaman en beneficio del “desarrollo”. Sin embargo, en la práctica, ese beneficio o ese desarrollo sólo se limita a pequeños grupos de poder económico, llamadas multinacionales y transnacionales, mientras que los pueblos o las grandes mayorías más que beneficiarios de la explotación de esos recursos, son afectados, vía contaminación, destrucción de los acuíferos, despojados de sus tierras, trastocados en su identidad y cultura, y semi-colonizados. En cambio, la cultura andina si que respetaba a la naturaleza, convivía armónicamente con ella, aprovechaba los recursos naturales pero de manera inteligente y racional, bajo un criterio sostenible. Es más, para el hombre andino, la tierra y los cerros también tenían vida, al igual que él; por ello no era extraño que hablara con éstos, realizara ritos ceremoniales y grandes festividades en torno a lo que ellos llamaban la pachamama y los apus, en la creencia de obtener más y mejores cosechas. En este sentido la cultura andina era agro-céntrica, porque todo su modus operandi o accionar social se centraba o giraba en torno a la agricultura. Aquí la conciencia ecológica estaba garantizada.
Volviendo al tema que nos ocupa. En la población cajamarquina ya no cabe duda que la trasnacional minera nunca dejó de operar allá en Conga, pese a que en pleno conflicto anunció una supuesta suspensión de actividades. Aunque claro está que no está operando al 100 %, pero de alguna manera están cumpliendo con parte de lo planificado en su mega-proyecto; y, esa parte corresponde precisamente a la preparación previa a su ejecución, que consiste básicamente en construcción de accesos como: carreteras, trochas, instalación de tuberías, construcción de campamento, etc. Al mismo tiempo, estarían ejecutando intensos programas de SENSIBILIZACIÓN a la población del área de influencia directa, vale decir a esos 32 caseríos o comunidades asentadas al entorno inmediato de las lagunas. Tal “sensibilización” lo realizaría a través de regalos o dádivas a la población, para que ésta acepte dicho mega proyecto y otorgue la tan anhelada licencia social. No soy experto en hidrología, pero mi sentido común me dice que, aunque las lagunas, excepto Chaullagón, no están siendo tocadas directamente, el proceso de destrucción de los bofedales o de esas “venas” acuíferas, de las cuales hablábamos más arriba, cuya función es recargar las lagunas, está en marcha inexorable, puesto que las carreteras, trochas e instalación de tuberías implica roturación de suelo y con ello destrucción de bofedales. Además, la misma maquinaria pesada contribuiría a ese proceso destructivo. ¿LA CONSECUENCIA? Interrupción de escurrimiento de agua hacia las lagunas y consecuentemente disminución lenta hasta desaparición del total de agua de las lagunas. Las lagunas ¿desaparecerán? No, pero serán inservibles porque ya no contendrán agua. Si a un cuerpo humano se le corta las venas, la sangre se va hacia otro lado y el cuerpo muere. Así de simple.

Dada esta situación, la población y sobre todo los dirigentes, tanto de Celendín, Bambamarca y Cajamarca; así como la población de todo el país, tiene que asumir que es hora de afrontar retos, cual es el de no permitir de ahora en adelante que no toquen ninguna laguna o manantial; pero lo mas importante, que no toquen ni un centímetro de bofedal o colchón acuífero. ¡Ni siquiera una piedra!!; es decir no más “cortes de venas”, si es que no quiere ver a sus lagunas secarse lentamente. Esto demanda, obviamente, tener una visión integral del problema, ver al TODO y no sólo a parte de ese todo. Ver el bosque y no sólo el árbol y verlo hoy, porque mañana ya puede ser demasiado tarde.
Escrito: 14 de noviembre del 2014. 

miércoles, noviembre 12, 2014

LOS GUARDIANES SOCRATICOS DE LA MINERIA



LA RED
Elías Rojas Paredes
Los empresarios mineros saben que para ganar plata hay que controlar a los cholos. Toda su política de responsabilidad social se trabaja en la perspectiva de cooptar al dirigente, para ello los ofrecimientos de dinero, de trabajo para él y sus familiares y convertirse en empresario que ofrece servicios a la mina constituye parte de sus políticas. Con el tiempo notaron que estas herramientas son insuficientes, para completar esta responsabilidad social basada en corromper, transitaron a manejar servicios de inteligencia que les proporcione información sobre la organización social y la acumulación de descontento, esto les permitía adelantarse con políticas clientelares, de represión con la siempre útil acusación de subversivo. El peso represivo los llevo a instalar comisarias al interior del campamento minero, de firmar acuerdos con la policía a cambio se suculentos beneficios pecuniarios y carta blanca para las empresas de seguridad. Sin embargo tener policías a disposición no infundía miedo ni atenuaba las protestas, para ello se requiere una propuesta más sofisticada. Que responsa a la organización social con organización social minera, que los discursos de reclamo sean enfrentados por “el dialogo” y la alternativa social con la “única” alternativa: la minería. 
Llevar adelante tal propuesta requiere gente con experiencia. Y para hacer ese trabajo sucio que mejor que recurrir a los tránsfugas. No tuvieron que buscar mucho, encontraron que muchas ONGs transitaban al cementerio en la medida que la cooperación internacional se reduce rápidamente, allí encontraron su gente con experiencia, dándose con la sorpresa que se pasaban hacia ese lado no solo la gente sino también la institución.
Dando un giro de 180 grados, ahora el discurso es que sin minería no hay desarrollo. ¡Viva la minería! El discurso adquirió un tono justificante barnizado de alguna perorata “técnica” para decirle al pueblo que minas puede haber hasta en las ciudades, que están no contaminan porque son modernas y que las ganancias de la empresa, del cual da un dinerito para la posta, la escuelita que es presentado como desarrollo, así que cállate.
Y surgió la ONG “dialogo minero…”, con un fuerte financiamiento de las empresas mineras, su misión es la creación de la organización social minera, la que desde la sociedad civil defienda a las empresas, que ataque a los verdaderos dirigentes sociales y que se dedique a hablar de “desarrollo, proyectos, obras y trabajo” como estrategia de responsabilidad. De esta manera nace el organismo generado autodenominado “red de líderes sociales”. Los guardianes socráticos de la minería.

Los operadores mineros
“Dialogo minero…” es un proyecto que para existir no solo debe ingresar al terreno del conflicto medioambiental, sino que debe mostrar que es capaz de tener éxito. Dos fueron las regiones que se constituyeron en el laboratorio; Arequipa y Moquegua. En Arequipa el tener un gobierno de derecha y minero, que cogobernaba con un conjunto de operadores políticos (cargadores) facilito el trabajo. Rápidamente fueron cooptados los cargadores, siendo muy útiles estos sujetos, ya que con Arequipa pueden generar presión social para lograr los objetivos de las empresas mineras. Tan cierto es ello que las únicas fotos que publican con movilizaciones son las de Arequipa y las que presiden sus integrantes: los cargadores. El caso de Moquegua tiene casi las mismas características, un presidente regional minero y un conjunto de oportunistas que encontraron en los arreglos con la minera Quellaveco la oportunidad de ganar dinero. Facilitando con ello la división del movimiento social.
Bastaron esos dos hechos para mostrar la importancia que adquiere para los empresarios mineros tener su propia organización social minera. Lo que significa que hay que consolidar a los operadores, a sus instituciones. Para ello se procede a articular a todas las empresas que trabajan en prevención de conflictos medioambientales, en políticas de responsabilidad social. Lo que significa que “dialogo minero…” crece en espacio, en responsabilidad y en financiamiento. Un segundo tema es la conformación nacional de la “red de líderes sociales”, para ello se tiene que financiar a los principales operadores, sea por la vía de la remuneración, los viajecitos y el pago de costosas capacitaciones. Con ello se procede a armar organizaciones sociales mineras a lo largo del país. Una tercera etapa es de legitimarlos como dirigentes sociales, construyéndoles la imagen de lo que debe ser un dirigente, para ello se pone a disposición los medios de comunicación y periodistas que están al servicio de la empresa minera y claro presentarlos en el jet set de los certámenes mineros como los dirigentes responsables. Un cuarto proceso es codearlos con los intelectuales mineros, para que con ellos jueguen en pared en la perfecta coincidencia de lo bueno que es la minería. ¡Toda una operación tenaza!
Así como la embajada de EE.UU. reúne a los embajadores de los países de las empresas mineras para tratar sus intereses en nuestro país. De igual forma estos países han encontrado la piedra filosofal que les permitirá tener un mayor control social sobre los cholos peruanos. Y como no entran en retrecheses la Unión Europea financia con dos millones de euros a “dialogo minero…” y su organismo generado la “red de líderes sociales”. Es casi seguro que lo mismo deben hacer EE.UU. y Canadá, etc. Y si a ello se suma el financiamiento de las empresas mineras podremos concluir que los operadores mineros nadan en dinero. Como será de bueno esta estrategia que en todos los países de América Latina se vienen constituyendo sus organismos de dialogo minero y su propia organización social minera. Esto ha pasado a ser una estrategia global, que como se ha dicho nadan en dinero para hacer realidad los intereses de empresas mineras transnacionales.

El desborde fascista
La estrategia que manejan desde las empresas mineras a través de “dialogo minero… “y la “red de líderes sociales” tiene un contenido fascista. Para ellos el blanco de ataque es la izquierda, los ambientalistas, los defensores de los derechos humanos, los nacionalistas, etc. En la medida que esto viene a constituir una política planificada, que no se reduce a “dialogo” y la “red”, sino que involucra a otros operadores que expresan un solo discurso y una sola orientación estratégica. Esta es una estrategia de aniquilamiento, no necesariamente físico, que busca la expulsión del espacio público, de lo social y de la política a la izquierda. Son un proyecto dictatorial, con una enorme intolerancia, además de ser profundamente conservadores y homofóbicos.
En esta estrategia de aniquilamiento el rol de “diálogos minero…” y la “red de líderes sociales” es atacar a la izquierda, pero no a partir del discurso político e ideológico, sino desde los personal. Que no es potestativo de los operadores locales –que le ponen su expertise, como dice vitrolas, en sus ataques- sino es una política nacional que ha determinado ese rol. Por ello se concentran en llamar mentirosos, odiadores, envidiosos, resentidos, frustrados, doble moral, caviares, fracasados, etc. hecho ello, se arrogan la representación social a partir de “presentar propuestas”, que en realidad no tienen, pero que les sirve como discurso para legitimarse en el espacio mediático minero y en las “tertulias” mineras. De esa forma atacan para defender los intereses de sus patrones.
Al tener un rol de guardian tienen que articularse a los poderes de facto locales, participar con los lobbystas en el “faenón” de los negocios y mantener contacto con los periodistas mineros. Entonces, el rol de guardian significa defender y atacar. Lo que eleva la intolerancia debido a que la defensa pasa a ser impunidad. En este aspecto su rol se traduce en la defensa abierta de los poderes de facto; defensa de los contratos, convenios, concesiones que ha firmado con el Estado y defensa de los operadores que ahora son funcionarios. Esta defensa es cerrada y sectaria.
En el plano de la organización social, la clave esta en el control no en el ejercicio de la democracia. Para ello establecen mecanismos verticales de arriba hacia abajo, de mando y ordeno. En esas condiciones la organización tiene en la participación de matones hacia adentro tiene la función del control del reclamo y de la no participación y hacia afuera en el enfrentamiento violento.
En suma por el modelo que representan, los intereses que defienden, el discurso que levantan y la organización que propician tienen en su esencia un contenido fascista. El mismo que va haciéndose cada vez mas visible.
Estamos, pues, ante organismos generados desde la derecha para propiciar el enfrentamiento social de pueblo contra pueblo. Que tienen la misión clara de atacar a la izquierda, impulsando su exclusión y la marginalidad política y fomentar el individualismo, la competencia y el arribismo. Junto a ello lo más importante, el fomento de la corrupción como herramienta de control social de operadores y amplios sectores sociales. Todo ello expresa la voluntad de las clases dominantes de derrotar a la izquierda en el tejido social, para ello todos los métodos son validos. Estamos avisados.

Denuncia penal por Contaminación de Minera Yanacocha



miércoles, noviembre 05, 2014

MATANZA POLICIAL ¿A TAJO ABIERTO?



El boquerón dejado en la laguna yanacocha; después de 20 años de extracción de los minerales que ella contenía, tiene mucha similitud, con el “boquerón” dejado en el cuerpo del Sr. Fidel Flores, sólo que en este último caso, la profundidad es muchísimas veces más significativa y más dolorosa, ya que se ha hecho en un ser humano. Sin duda es un “boquerón” hecho al pueblo cajamarquino, al pueblo peruano y a la humanidad en general. Todo esto en nombre del supremo dinero. A. Z. Lingán       

Sociólogo Avelino Zamora Lingán

Cuando abrí mi Facebook  y observé la huella de los 60 perdigones impregnada en el cuerpo del Sr. Fidel Flores, rápidamente surgió en mi mente la idea de los enormes tajos abiertos y boquerones que las trasnacionales mineras vienen dejando en nuestros andes cajamarquinos  y peruanos, en su afán voraz de extraer nuestros minerales. Pero al mismo tiempo me causó un shock psicológico y atentado contra mi sensibilidad y, estoy seguro, que a cualquier ser humano, especialmente niños, que observe esta imagen le causará la misma sensación.
Sin duda, para que en una sociedad, unos seres humanos (los policías) causen una acción de tal magnitud a su propia especie, esa sociedad tiene que estar ante un fuerte proceso de desquiciamiento y de deshumanización. Si es así, entonces, lo que sustenta Marco Aurelio Denegri, en su famoso ensayo “El Asesino desorganizado” respecto al actual comportamiento humano, estaría más vigente que nunca. En efecto, en el ensayo aludido, se indica que el ser humano es la única especie que se ensaña con su víctima. Por ejemplo, en una pelea, después que ésta ya está vencida o muerta, su agresor le sigue agrediendo, lanzando puñaladas, patadas, balazos, o lo que sea; mientras que los animales, caso del perro, por ejemplo, una vez que el perrito vencido está debajo del perro vencedor, el primero levanta las manos en son de súplica y el perro agresor inmediatamente lo suelta; igual actitud se observa en una pelea de gallos, o en cualquier otra pelea de animales irracionales. En cambio, en los animales racionales, no se observa esto: Fidel Flores, después que ya estaba agonizando, con el enorme “tajo abierto”, como resultado del proyectil, lanzado con los 60 perdigonazos, sus verdugos seguían pateándolo, dándole varazos, a él y a su familia; mientras que los delincuentes semidesnudos, que “colaboraban”  con la policía celebraban su salvajada en son de triunfo.
No, no creo que se haya visto un hecho criminal de esta naturaleza en Cajamarca, al menos yo no he visto, durante los años de vida que tengo. Observar esta imagen (la del “tajo abierto”) lesiona, sin lugar a dudas la mucha o escasa sensibilidad social de cualquier ser humano, excepto, claro está,  la de los  policías y los soldados, por su puesto. Porque, sin duda, estos seres humanos son aceleradamente (en 8 meses) despojados de su condición de tales, les robotizan para que a la presión de un botón actúen sin ninguna contemplación o son adiestrados como perros pitbuls para que en el momento que sus amos les ordenen “ataquen” y ellos irracionalmente atacan, dejando consecuencias letales, como en el Sr. Fidel Flores.
Lo que preocupa es que el pueblo se puede ir adaptando a ver o convivir con este tipo de hechos y, eso si sería peligroso. Los elementos represores conocen este tipo de actitudes que desarrollan los pueblos, más aún cuando se muestra poca acción o respuestas contundentes a tales hechos. Ciertamente, el pueblo reacciona espontáneamente ante una primera vez, puede reaccionar ante una segunda o tercera; pero luego, si sus reacciones o respuestas no impactan en los elementos represores de una manera contundente, el pueblo cae en el cansancio, cae en la rutina y entonces se habrá generado un proceso de adaptación, acompañado de resignación, impotencia, indiferencia, etc. En pocas palabras, la tendencia de un ser humano es sobre conmoverse o sobre indignarse ante un primer hecho de sangre; ante un segundo hecho de la misma naturaleza, su grado de indignación o conmoción puede disminuir; frente a un tercer hecho de sangre ya su indignación y su conmoción es mucho menor y así sucesivamente hasta llegar a cero conmoción y cero indignación. En este caso habrán triunfado las fuerzas represivas. Por ejemplo, las luchas contra el mega proyecto Conga han devenido, de alguna manera, en la rutina. Movilizaciones estériles (cuatro vueltas en la plaza de armas y rompan filas, cada uno a sus domicilios, hasta la próxima movilización, llevada a cabo en similares condiciones) En este contexto, es que la transnacional continúa lentamente con sus operaciones, al menos preparando sus accesos, sus carreteras, moviendo las piedras, destruyendo los bofedales, etc, etc., lo cual, sin duda, puede ocasionar el resecado de las lagunas, sin que éstas sean tocadas; porque las luchas que se llevaron a cabo no impactaron de manera contundente en quienes quieren destruirlas. En fin, sólo esperamos que en lo sucesivo, las luchas del pueblo sean mucho más pensadas, más planificadas, con mejores estrategias; mucho más unidas y organizadas, y sobre todo con dirigentes despojados de actitudes infantilistas; pero con mayor impacto en los grupos de poder, para que éstos cedan ante las exigencias de los pueblos.
Termino el presente comentario, para que el pueblo reflexione profundamente: SI UNA HORMIGA PICA A UN ELEFANTE, ÉSTE NI SIQUIERA LO SIENTE; PERO, SI MILLONES DE HORMIGAS LO PICAN, TÉNGANLO POR SEGURO, QUE EL ELEFANTE MUERE. Escrito: 4 de noviembre del 2014     magen le causará la misma sensación.
Sin duda, para que en una sociedad, unos seres humanos (los policías) causen una acción de tal magnitud a su propia especie, esa sociedad tiene que estar ante un fuerte proceso de desquiciamiento y de deshumanización. Si es así, entonces, lo que sustenta Marco Aurelio Denegri, en su famoso ensayo “El Asesino desorganizado” respecto al actual comportamiento humano, estaría más vigente que nunca. En efecto, en el ensayo aludido, se indica que el ser humano es la única especie que se ensaña con su víctima. Por ejemplo, en una pelea, después que ésta ya está vencida o muerta, su agresor le sigue agrediendo, lanzando puñaladas, patadas, balazos, o lo que sea; mientras que los animales, caso del perro, por ejemplo, una vez que el perrito vencido está debajo del perro vencedor, el primero levanta las manos en son de súplica y el perro agresor inmediatamente lo suelta; igual actitud se observa en una pelea de gallos, o en cualquier otra pelea de animales irracionales. En cambio, en los animales racionales, no se observa esto: Fidel Flores, después que ya estaba agonizando, con el enorme “tajo abierto”, como resultado del proyectil, lanzado con los 60 perdigonazos, sus verdugos seguían pateándolo, dándole varazos, a él y a su familia; mientras que los delincuentes semidesnudos, que “colaboraban”  con la policía celebraban su salvajada en son de triunfo.
No, no creo que se haya visto un hecho criminal de esta naturaleza en Cajamarca, al menos yo no he visto, durante los años de vida que tengo. Observar esta imagen (la del “tajo abierto”) lesiona, sin lugar a dudas la mucha o escasa sensibilidad social de cualquier ser humano, excepto, claro está,  la de los  policías y los soldados, por su puesto. Porque, sin duda, estos seres humanos son aceleradamente (en 8 meses) despojados de su condición de tales, les robotizan para que a la presión de un botón actúen sin ninguna contemplación o son adiestrados como perros pitbuls para que en el momento que sus amos les ordenen “ataquen” y ellos irracionalmente atacan, dejando consecuencias letales, como en el Sr. Fidel Flores.
Lo que preocupa es que el pueblo se puede ir adaptando a ver o convivir con este tipo de hechos y, eso si sería peligroso. Los elementos represores conocen este tipo de actitudes que desarrollan los pueblos, más aún cuando se muestra poca acción o respuestas contundentes a tales hechos. Ciertamente, el pueblo reacciona espontáneamente ante una primera vez, puede reaccionar ante una segunda o tercera; pero luego, si sus reacciones o respuestas no impactan en los elementos represores de una manera contundente, el pueblo cae en el cansancio, cae en la rutina y entonces se habrá generado un proceso de adaptación, acompañado de resignación, impotencia, indiferencia, etc. En pocas palabras, la tendencia de un ser humano es sobre conmoverse o sobre indignarse ante un primer hecho de sangre; ante un segundo hecho de la misma naturaleza, su grado de indignación o conmoción puede disminuir; frente a un tercer hecho de sangre ya su indignación y su conmoción es mucho menor y así sucesivamente hasta llegar a cero conmoción y cero indignación. En este caso habrán triunfado las fuerzas represivas. Por ejemplo, las luchas contra el mega proyecto Conga han devenido, de alguna manera, en la rutina. Movilizaciones estériles (cuatro vueltas en la plaza de armas y rompan filas, cada uno a sus domicilios, hasta la próxima movilización, llevada a cabo en similares condiciones) En este contexto, es que la transnacional continúa lentamente con sus operaciones, al menos preparando sus accesos, sus carreteras, moviendo las piedras, destruyendo los bofedales, etc, etc., lo cual, sin duda, puede ocasionar el resecado de las lagunas, sin que éstas sean tocadas; porque las luchas que se llevaron a cabo no impactaron de manera contundente en quienes quieren destruirlas. En fin, sólo esperamos que en lo sucesivo, las luchas del pueblo sean mucho más pensadas, más planificadas, con mejores estrategias; mucho más unidas y organizadas, y sobre todo con dirigentes despojados de actitudes infantilistas; pero con mayor impacto en los grupos de poder, para que éstos cedan ante las exigencias de los pueblos.
Termino el presente comentario, para que el pueblo reflexione profundamente: SI UNA HORMIGA PICA A UN ELEFANTE, ÉSTE NI SIQUIERA LO SIENTE; PERO, SI MILLONES DE HORMIGAS LO PICAN, TÉNGANLO POR SEGURO, QUE EL ELEFANTE MUERE.
 Escrito: 4 de noviembre del 2014