martes, julio 10, 2018

JUANITA NO DESCANZARÁ EN PAZ



Por: Socorro Barrantes Zurita.
Espesa la neblina en la ciudad lejana.
Las luces del hospital dan claridad a los pasillos, entrando por la rendija de la puerta, el doloroso presagio de la muerte. Halo de noche eterna cubrió los ojos de la mujer que, por siete días, estuvo en titulares, de diarios, noticiarios, robándole protagonismo al futbol, movilizador de multitudes.
¡Ah, sí frente al asesinato de cientos de mujeres, nos movilizaríamos para gritar
¡QUE LA VIDA SE RESPETA!
 La culpa es nuestra, de aquella, de aquél, de éste, de todos. Como madres, por qué no supimos enseñarles que la violencia contra la mujer, el niño, la vecina, es crimen atroz. Los maestros y maestras, por qué no les pudimos alfabetizar en que la existencia humana es para construir, no para destruir. Los vecinos, porqué no damos ejemplo de llevarnos bien, hombres y mujeres, ayudándonos para que nuestra comunidad florezca bonito. Las autoridades y representantes, por qué sólo adiestran a los ciudadanos en jurar por la plata y nada más. ¿Por qué los que dicen defender la vida del no nacido, no salen igualmente a las calles y emiten comunicados y sermones en defensa de la vida de las Juanas?
Juanita cómo podrás perdonar, el no haber escuchado tu queja frente al maltrato a tu hermana, del que fuiste víctima? ¿Tal vez por temor de ser asesinadas, no levantamos el grito en defensa de la vida de mujeres, en manos de hijos asesinos, drogadictos, sicarios? ¿Qué tono de  voz, que acciones, que leyes debemos proponer para que vaya curándose tu muerte? ¿Qué debemos hacer con los niños y niñas que lloran a su madre asesinada? Las atroces llagas de tu cuerpo, de tu alma no descansarán en paz, hasta que hallemos soluciones concretas al asesinato de miles de mujeres. ¿Qué hacer en la casa?
¿Qué en la escuela? ¿Qué hacer con el Poder Judicial, el Ministerio Público, la Policía y demás entidades de defensa de la vida, que dejan libre al asesino, porque la ley lo dice así y no se la puede contravenir? Y nuestros representantes, por qué los elegimos y reelegimos, si no les importamos nada? De lo contrario haría leyes justas, fiscalizando su cumplimiento. ¿Qué hacer Juanita con nuestra sociedad enferma, qué hacer? 
¡Aprendamos la lección de tu triste Adiós.
Comuna: Cantares de Mujer
 Panorama Cajamarquino

No hay comentarios.: